Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
jueves 19 de mayo, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Ver más...

Policiales

Asesinato de Nora Dalmasso. «Mientras buscaban amantes se escapó el asesino». Muy fuerte declaración ante la justicia de una amiga de la víctima.

Afirmó que, «Nora le tenía terror» al abogado de su esposo, el doctor Lacasse

Una amiga de Nora Dalmasso apuntó al viudo y único acusado en el juicio por el crimen, Marcelo Macarrón, al considerar que junto a su primer abogado, Daniel Lacasse, fueron quienes se beneficiaron con lo ocurrido

Advirtió que si llegara a aparecer muerta tras sus dichos busquen a ese abogado.

María del Carmen Pelleritti, amiga de Dalmasso, expresó: «Si se hubiera buscado a quién se benefició con el crimen, se hubiera encontrado al asesino».

El fiscal Luis Rivero le preguntó quién para ella fue la persona que se benefició con el crimen, a lo que respondió: «Posiblemente podría ser Macarrón para no compartir el cincuenta por ciento de los bienes».

La mujer hizo referencia a un eventual divorcio de la pareja, en la que recordó que Nora le había comentado que si se separaba de su marido, Marcelo tendría «muchos problemas».

La testigo apuntó también como posible beneficiario del femicidio al primer abogado defensor de Macarrón, a quien, aseguró, «Nora le tenía terror».

Al referirse al zbogado, Pelleritti expresó: «Si aparezco muerta busquen a Lacasse».

Dijo sobre el abogado que «es mejor tenerlo de amigo que de enemigo» y aseguró que fue el temor hacia él lo que detuvo a Nora de encarar el divorcio de Macarrón.

El abogado Marcelo Brito, defensor de Macarrón, le preguntó a la testigo si tiene pruebas contra el viudo por el crimen de Nora, a lo que ella respondió de manera contundente que «no».

Pelleritti calificó de «morbosa» la investigación que se llevó adelante por el crimen de su amiga y dijo que se trató de «un femicidio contra una mujer, la revolcaron y la pisotearon mil veces».

Dijo que en la instrucción de la causa «salieron en la búsqueda de amantes y no de un asesino».

«Mientras buscaban amantes se escapó el asesino», afirmó.

Pelleritti también arriesgó la hipótesis de que «la persona que mató a Nora la estaba esperando en la casa».

Consideró que el asesino «tenía la llave de la casa porque Nora era muy cuidadosa cuando salía y cerraba todas las puertas».

«Si Nora esperaba a alguien no se habría sacado el maquillaje», dijo al recordar que estaba desmaquillada cuando fue encontrada muerta en su casa del country Villa Golf de Río Cuarto en el sur provincial.

La mujer defendió en otro tramo de su declaración a su amigo Michel «El Francés» Rohrer, el empresario apuntado por los hijos de Macarrón como presunto sospechoso del asesinato, al manifestar que en la fecha del crimen se encontraba en Buenos Aires y no en Río Cuarto.

Otra de las testigos fue Carina del Valle Flores, quien era la empleada doméstica del matrimonio Macarrón en la casa de Villa Golf y recordó que el imputado “siempre tuvo trato de respeto. Una familia totalmente normal, tanto de los esposos y de los hijos”.

La empleada también explicó que Nora le había pedido que no trabaje el sábado 25 de noviembre de 2006 porque ella se iba a dormir a la casa de su madre y Macarrón iba a estar de viaje a Punta del Este para un torneo de golf.