Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
domingo 14 de agosto, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Policiales

Asesinato de Nora Dalmasso. Su viudo Marcelo Macarrón absuelto por el jurado popular integrado por 12 ciudadanos.

Tanto el fiscal como el abogado defensor pidieron ese fallo. El crimen sigue impune.

Marcelo Macarrón fue absuelto por el femicidio de su esposa Nora Dalmasso, la mujer de 51 años asesinada en su casa de Río Cuarto en 2006.

Luego de una breve deliberación, el jurado popular integrado por 12 ciudadanos declaró por unanimidad la absolución del viudo.

Así lo había solicitado tanto el fiscal del juicio Julio Rivero como el abogado defensor Marcelo Brito.

Ambos en sus alegatos cuestionaron la instrucción del caso.

«El tribunal integrado con jurados populares y por unanimidad resuelve absolver a Marcelo Macarrón por el hecho que le atribuyó el requerimiento de citación a juicio, tipificado como homicidio calificado por el vínculo, por alevosía y por precio o promesa remuneratoria en concurso ideal», dice la resolución.

El tribunal también resolvió “reconocer a la señora Nora Raquel Dalmasso como víctima de violencia de género, de acuerdos a las legislaciones y convenciones internacionales».

Los camaristas también fijaron el 5 de agosto a las 11 para la lectura de los fundamentos de la sentencia.

«Si la policía judicial hubiese intervenido desde el primer momento, este caso ya se habría estado esclarecido», dijo el fiscal en su alegaro.

Rivero aseguró: «No puedo acusar por acusar. No puedo sostener que la mató un sicario no solo porque no existe prueba de eso sino porque hay pruebas de que la víctima tuvo sexo consentido. El sexo consentido echa por tierra un acuerdo criminal».

Para pedir la absolución, el fiscal hizo lugar «al principio de inocencia» ante la insuficiencia de pruebas que lo comprometían.

El defensor Brito también pidió la absolución de Macarrón y señaló que “la causa tuvo muchas irregularidades por ignorancia y negligencia”.

Macarrón tuvo la posibilidad de pronunciar sus «últimas palabras», en las que dijo ser inocente y agradeció a todos los que lo acompañaron, entre ellos sus familiares y sus abogados.

El fiscal que instruyó el caso, Luis Pizarro, al elevar el caso a juicio, consideró que la madrugada del 25 de noviembre del 2006 el viudo «planificó dar muerte a su esposa por desavenencias matrimoniales y con la intención por parte de su/s adlater/es de obtener una ventaja, probablemente política y/o económica».