Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
sábado 15 de mayo, 2021
Policiales

Asesinato del editor. Detuvieron a uno de los criminales.

Uno de los dos prófugos por el crimen de Roberto Gerardo Chwat, el gerente de la editorial Sigmar asesinado en una entradera en su casa de Vicente López, fue capturado.

Sasha Matías Martínez, fue detenido en Tortuguitas, partido de Malvinas Argentinas, según informaron fuentes policiales. El detenido está siendo trasladado al sede judicial para quedar a disposición de la investigación

Martínez alteró su estética: se sacó la barba y se cortó el pelo. En la imagen que se tomó de la cámara de seguridad de la cocina de la casa de Chwat se lo ve con una gorra y tratando de salir primero de la casa. Héctor «El Bebe» García, de 33 años, aún prófugo de la Justicia.

Los sospechosos quedaron expuestos al ser captados por las cámaras de seguridad de la casa de la víctima y las municipales. En esas imágenes, además, se los ve prendiendo fuego el Toyota Corolla blanco que usaron para la entradera contra Chwat. Por eso, el fiscal Gómez ordenó ocho allanamientos en sus viviendas y lugares frecuentados, en Villa Martelli y en el asentamiento conocido como Villa Melo. Ambos ladrones fueron identificados con nombre y apellido por testigos que los reconocieron en esos videos.

“Sabemos que se mandó una cagada porque lo vimos en la tele. El se debe haber visto también y como sabe que lo están buscando se escapó”, comentó la novia de Sasha.

La principal hipótesis de los investigadores es que el gerente de la editorial de libros infantiles se resistió al robo o trató de atropellar a los asaltantes, y por eso le dispararon un tiro que ingresó por el hombro izquierdo, le atravesó el tórax y salió por uno de los omóplatos.

La fuga de los ladrones quedó grabada por las cámaras de seguridad montadas en la cocina y en la puerta de entrada del chalé de Chwat. Y se los ve armados y a cara descubierta.