Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
jueves 28 de octubre, 2021
Policiales

Asesinó a su ex y al hijo. Se fugó del cuartel de bomberos donde estaba detenido.

Lo condenaron a cadena perpetua. Todavía no se encontraron los cuerpos de las 2 víctimas.

Un exguardiacárcel condenado la semana pasada a prisión perpetua por el femicidio de su expareja y el crimen de su hijo, asesinados en 2016 y cuyos cuerpos no fueron aún hallados, se fugó del Cuartel de Bomberos de la capital de Tucumán donde se encontraba detenido.

El Ministerio de Seguridad tucumano dispuso el pase a disponibilidad de los policías que debían custodiar al ahora prófugo Roberto Rejas, quien estaba preso por matar a Milagros Avellaneda (26) y Benicio (2).

El ministro de Seguridad tucumano Claudio Maley, explicó que, por orden del Ministerio Público Fiscal (MPF), el Equipo de Investigación Científica (ECIF) trabajó anoche «en la búsqueda de rastros, huellas, inspección ocular y el secuestro de los celulares del personal que estaba prestando servicio en el cuartel de Bomberos».

Maley consideró que el Cuartel de Bombero «no es un lugar de alojamiento para detenidos, pero la Policía tuvo que cumplir con el traslado del condenado a esta unidad por una decisión judicial para su alojamiento; no obstante, debía asegurarse el resguardo y cuidado de la persona, y evitar que suceda la fuga».

Rejas solicitó a un guardia permiso para ir al baño ubicado en el primer piso del cuartel para tomar una ducha.

Pero al advertir que se demoraba más de lo permitido, un custodio ingresó para ver qué sucedía y se dio cuenta de que el condenado había escapado por una ventana.

Los investigadores sostienen la hipótesis de que Rejas había planeado la fuga con anticipación tras recibir la visita de tres hombres y que un auto lo esperó estacionado sobre calle hacia la cual daba la ventana por la que saltó, a bordo del cual huyó.