Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
jueves 29 de septiembre, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Policiales

Bebés recién nacidos que murieron. 2 de ellos recibieron «exceso de potasio» que fue «inyectado de manera intencional».

Una enfermera está detenida por «homicidio calificado reiterado por procedimiento insidioso»

Las autopsias establecieron que 2 de los bebés fallecidos a poco de nacer en el Hospital Materno Neonatal Ramón Carrillo, de Córdoba, perdieron la vida como consecuencia de un cuadro de «hiperpotasemia por exceso de potasio» que fue «inyectado de manera intencional».

La causa busca precisar cómo se produjeron las muertes de 5 bebés recién nacidos, un expediente en cuyo marco hay una enfermera detenida e imputada.

El informe forense detalla que «se detectaron sustancias tóxicas incompatibles con la vida” en las autopsias de dos bebés fallecidos el 6 de junio pasado, que hasta el momento son las únicas realizadas como parte de la investigación que lleva adelante el fiscal de Instrucción Raúl Garzón.

Aún investiga si, además de la enfermera Brenda Agüero, podría haber otros responsables de lo sucedido.

Si bien la investigación judicial, promovida por el Ministerio de Salud provincial, alcanzaba en principio sólo a cinco casos de bebés nacidos sanos que a las pocas horas murieron, cuando el hecho tomó estado público se sumó una veintena de testimonios que relataron que pasaron por la misma experiencia, y que en algunos casos sobrevivieron pero quedaron con secuelas.

Agüero, de 27 años, esta acusada como presunta autora del delito de «homicidio calificado reiterado por procedimiento insidioso”.

La imputación es por los casos de dos bebés, los únicos en los que hasta ahora se completaron los estudios complementarios de las autopsias, señaló el fiscal.

Agüero quedó alojada en el penal local de Bouwer.

El fiscal solicitó la detención tras registrar un patrón repetido en los bebés fallecidos: además de los tres pinchazos de las inoculaciones recomendadas para recién nacidos (vacunas para la hepatitis B y la BCG, y además vitamina K), los cuerpos de esos chiquitos habían recibido un cuarto pinchazo.

La hipótesis de la investigación es que esa marca correspondía a una inyección con potasio, que habría sido administrada por Agüero.

La Justicia también imputó a tres exdirectivos del Neonatal , entre ellos la exdirectora, Liliana Asís, quienes se encuentran acusados por responsabilidades mediatas, vinculadas a su función, como la omisión de deberes de funcionario público.