Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
lunes 23 de mayo, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Ver más...

Policiales

Borracho robó un auto a una concesionaria. A las 5 cuadras chocó y destrozo el vehículo.

El test de alcoholemia dio como resultado 2.48 gramos de alcohol en sangre.

Un joven de 22 años robó un auto 0km de una concesionaria en Santa Rosa, La Pampa. Huyó y 5 cuadras después destruyó el vehículo tras impactar contra una columna de cemento de una empresa de telecomunicaciones.

Fue trasladado al hospital para atender las lesiones. Confirmaron que el delincuente tenía un alto grado de ebriedad. Su test de alcoholemia arrojó como resultado que tenía 2,48 gramos de alcohol en sangre. Cuando tuvo el alta médica, quedó detenido

Todo sucedió en la concesionaria “BM Automotores” ubicada sobre la avenida Spinetto. Según el parte policial, el joven logró romper la puerta de ingreso al local, se subió al auto que tenía las llaves puestas y atravesó el portón principal para fugarse.

El dueño del local, Francisco Bertello, habló con TN y contó cómo fue el robo: “Estaba durmiendo, me desperté y veo que tengo muchas llamadas perdidas. Empiezo a llamar y me avisa la policía que se habían robado un auto. Nunca pensé en la maldad con que lo hizo”.

“Este era el único coche con las llaves puestas. Cuando llega a la playa de los usados -que está afuera- intenta abrir todos los autos primero. Como no puede, rompe el vidrio a las patadas, ingresa y se sube al Fiat Cronos”, explicó Bertello y detalló que el auto destrozado está “valuado en alrededor de tres millones de pesos”.

Una vez que logra arrancar el auto el ladrón manejó cinco cuadras, donde finalmente se sube a una vereda, pega contra un poste de luz, contra un árbol e impacta contra una columna de cemento perteneciente a la empresa de telecomunicación CPE.

“Fue una desgracia con suerte porque si este chico hubiera atropellado a alguien, hubiese sido con más gravedad. Me hizo un daño económico, me va a costar pero tendré que seguir adelante”, expresó el dueño de la concesionaria.