Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
martes 20 de octubre, 2020
Policiales

Capo narco con libertad condicional. Fue el primer jefe de la banda «Los monos».

5 años preso y faltan 8 meses para cumplir la condena.

Ariel Máximo “Viejo” Cantero, el primer jefe de la narcobanda Los Monos obtuvo el beneficio de la libertad condicional luego de pasar 5 años preso y cuando aún le restan ocho meses de condena.

Cantero, de 56 años, fijó como domicilio para un comedor comunitario que administra su pareja.

Fue condenado en abril de 2018 a 6 años de prisión como miembro de una organización ilícita destinada a cometer múltiples delitos, comandada por su hijo apodado “Guille”, quien en el mismo juicio oral recibió una pena de 22 años de cárcel.

Tras cumplir 5 años en prisión, la defensa del “Viejo” Cantero solicitó salidas transitorias primero y la libertad condicional después, que fue rechazada por una jueza de primera instancia.

El defensor público, Marcelo Martorano, apeló la medida y el juez de cámara rosarino, Carlos Carbone, revocó la resolución de primera instancia, a pesar de la oposición de la fiscal Karina Bartocci.

El “Viejo” Cantero había obtenido una reducción de 4 meses de la pena por su buen comportamiento en la cárcel de Piñero, donde trabajó, terminó los estudios primarios e inició los secundarios.

En junio pasado le habían otorgado salidas transitorias, pero no se concretaron por la decisión de las autoridades del Servicio Penitenciario de suspender esas medidas por la pandemia de coronavirus.

Carbone consideró que se cumplían los requisitos legales para conceder el beneficio y dictó la libertad condicional del antiguo jefe de “Los Monos”.

Cantero fijó como domicilio para su residencia una vivienda de bulevar Avellaneda al 4500, donde su actual pareja administra un comedor comunitario.

La Justicia le impuso una serie de restricciones como la obligación de tener un empleo, prohibición de acercarse a las víctimas de los delitos por los que fue condenado o de contactar a otros coimputados en la causa, usar armas de fuego o volver a cometer delitos hasta la fecha de vencimiento de la pena, a riesgo de perder el beneficio.

Según investigadores policiales, para cuando fue detenido en mayo de 2015, Cantero ya había abandonado el liderazgo de la organización criminal, que recayó en su primogénito, Claudio “Pájaro” Cantero, asesinado a los 27 años en mayo de 2013.