Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
martes 18 de enero, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Ver más...

Policiales

Cayó el femicida del Chaco. Lo ubicaron en un islote del monte donde se escondió.

El asesino que planeaba matar a las 2 hijas de la mujer acuchillada intentó suicidarse..

El hombre que se encontraba prófugo desde el pasado domingo acusado del femicidio de su expareja, a quien asesinó a cuchillazos en una canchita de fútbol en la localidad chaqueña de La Clotilde, fue detenido.

En una zona montuosa en la que se había escondido y antes de ser capturado intentó suicidarse y se produjo cortes en el cuello y en las muñecas.

Gabriel Ernesto Aceval (45), alias “Chachi”, acusado del femicidio de Melina Romero (30), quien fue apresado en una casilla en la que se refugiaba y en las inmediaciones de la cual la policía había montado una vigilancia.

El hombre intentó suicidarse cuando se vio cercado por los agentes policiales. Tenía en su poder el cuchillo que presuntamente empleó para el ataque.

Aceval se encontraba “muy deteriorado” y “deshidratado” por lo que fue trasladado de urgencia a un hospital de la zona.

Era buscado desde hacía casi tres días por más de 100 efectivos de distintas jurisdicciones y por canes rastreadores, hasta que fue localizado por un drone en un islote de una zona montuosa, donde los investigadores creen que permaneció escondido allí las últimas 72 horas, aunque todavía no descartan que haya recibido ayuda de terceros.

Aceval, que se desempeñaba como changarín, contaba con un amplio conocimiento del lugar donde fue hallado, ya que “se crio en la zona”.

Luego del femicidio, Aceval realizó varias llamadas a familiares y a la policía, y además publicó varios estados de WhatsApp, uno de los cuales indicaba que planeaba matar a las hijas de Romero, aunque no estaban en el momento en el que él se presentó en el lugar.

«La estaba por matar (a) la(s) 2 ijas, pero no vino y cayó eya. Yo la quería mucho» (sic), escribió Aceval, alias «Cachi», sobre una foto de Romero en ropa interior que subió a su estado de WhatsApp del teléfono.