Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
domingo 20 de septiembre, 2020
Policiales

CHICHO SERNA, LA MUJER Y EL HIJO DE PABLO ESCOBAR. Juicio por lavado de dinero narco.

U$S 3 millones y medio en inversiones inmobiliarias.

Van a juicio la viuda del narcotraficante Pablo Escobar Gaviria, su hijo, el ex futbolista colombiano Mauricio «Chicho» Serna y a otras seis personas.

Están acusados de lavar unos 3 millones de dólares y 1.700.000 pesos provenientes de la venta de drogas a través de inversiones inmobiliarias realizadas entre 2008 y 2017 en Argentina.

El juez federal 3 de Morón, Néstor Barral, resolvió elevar la causa a la etapa de debate oral.

Entre los nueve acusados que irán a juicio están la viuda de Escibar Gaviria, María Isabel Santos Caballero (59); el hijo de ambos, Juan Sebastián Marroquín Santos (42); y el ex futbolista «Chicho» Serna (52), a quienes se les atribuye haber realizado un aporte «esencial» para inyectar en el país fondos del narcotraficante José Bayron Piedrahita Ceballos (60), vinculado al líder del Cartel de Medellín.

Según los investigadores es «una asociación criminal de corte internacional que operó en el territorio argentino desde al menos 2008 -fecha en la que se detectaron las primeras inyecciones de fondos- hasta el 29 de septiembre de 2017».

Para los fiscales, esta organización se dedicaba a «poner en circulación en el sistema financiero local bienes provenientes de maniobras de tráfico ilícito de estupefacientes que cometió el ciudadano colombiano Piedrahita Ceballos por fuera del país, específicamente en la República de Colombia y en los Estados Unidos de América, con el objeto de otorgarles apariencia lícita».

La banda llevó a cabo «actos tales como la conversión, la transferencia, la administración, la venta, el gravamen, la disimulación, entre otros medios idóneos» y mediante distintas empresas logró ingresar al sistema financiero argentino «sumas que alcanzaron los –cuanto menos- U$S 3.081.164 y $1.713.035,15».

A la viuda e hijo de Escobar les imputan «haber efectuado un aporte de naturaleza esencial para el cumplimiento de los objetivos criminales de la estructura ilícita mencionada».

Similar acusación pesa sobre Serna, a quien se acusa de «haberle entregado a Piedrahita Ceballos, a un precio irrisorio y ficticio, los derechos posesorios de un inmueble situado en el paraje denominado ´El Campito´ -actualmente identificado como ´Club de Campo San Diego´-, y dos lotes del ´Barrio Terravista S.A.´, los cuales tenía bajo su propiedad, pero pertenecían realmente al ex jefe de la Oficina de Envigado Carlos María Aguilar».