Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
sábado 31 de octubre, 2020
Policiales

Comisario enfrentó a 4 delincuentes. El que murió hirió al hijo del policía.

Los 3 restantes lograron huir.

Gustavo Rodas, un comisario de la policía de la provincia de Buenos Aires, mató en un tiroteo a un delincuente que baleó su hijo en el partido bonaerense de Almirante Brown.

El hecho ocurrió en calles Chaja y Frías donde el jefe policial se encontraba vestido de civil junto a su hijo y un amigo de éste tomando cerveza en un kiosco.

En esas circunstancias un Chevrolet Astra arribó al lugar con al menos 4 ocupantes, uno de los cuáles descendió del mismo y realizó un disparo hacia el aire.

El comisario, 48 años, y quien se desempeña en la comisaría 8va de Lanús, se identificó como policía.

El asaltante realizó un segundo disparo que dio en la pierna izquierda del hijo del efectivo.

Rodas repelió la agresión con al menos cuatro disparos que impactaron en el delincuente, un hombre de 44 años, quien fue trasladado al Hospital de Rafael Calzada, adonde llegó muerto.

Uno de los delincuentes escapó corriendo y los otros 2 lo hicieron a bordo de un segundo auto.

Mientras que el Astra quedó abandonado en la escena del crimen con varios impactos de bala en cristal y puerta delantera izquierda y en zócalo del lado derecho.

El muerto sufrió un disparo en el pómulo izquierdo, en la pierna izquierda y ambas rodillas.

El hijo del comisario fue derivado al Hospital de San Francisco Solano, donde se encuentra internado fuera de peligro.

Por su parte, el comisario quedó aprehendido a disposición del fiscal Marcelo Domínguez, quien lo indagará por «homicidio».

El fiscal dispuso que el comisario se someta a un test de alcoholemia y otras diligencias en procura de localizar a los tres cómplices que huyeron de la escena.

Los investigadores manejan varias hipótesis sobre lo sucedido e intentan determinar si el enfrentamiento estuvo motivado por un intento de robo o un ajuste de cuentas.