Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
domingo 1 de agosto, 2021
Policiales

¿Cómo explican los jueces que esto no fue un femicidio?

Calcinada en un volquete y aparentemente estrangulada

Un tribunal santafesino desestimó la figura del «femicidio» en un juicio oral por el crimen de una mujer, a quien aparentemente estrangularon porque se resistió a una violación y su cadáver fue calcinado en un volquete en 2018 en Rosario.

Absolvió «por el beneficio de la duda» a dos de los tres imputados, informaron fuentes judiciales.

En un fallo cuestionado por la fiscalía del juicio y la familia de la víctima, el tribunal, integrado por los jueces Rafael Coria, Rodolfo Zvala y María Isabel Mas Varela, condenó a Néstor Sánchez (48) como autor del «homicidio simple» de María del Rosario Vera (23), mientras que los otros dos acusados, Alberto S. (37) y Nahuel S. (30), fueron absueltos «por el beneficio de la duda».

La decisión del tribunal fue unánime y el fiscal del juicio Alejandro Ferlazzo adelantó que apelará el fallo «para que sea revisado», ya que no está «conforme con la calificación legal», ya que a su criterio debió haberse acusado a los imputados por el delito de «femicidio».

«No compartimos la interpretación que hace el tribunal», dijo el fiscal, quien agregó que «las pruebas reunidas en el juicio daban cuenta de esta figura legal (femicidio) y para condenar en estos términos».

«Se probó el contexto y la situación de vulnerabilidad que vivía la víctima, la relación previa de cómo llegó a ese lugar, el ambiente en donde ocurrió y la violencia sobre su cuerpo que hacen a la figura del femicidio a mi parecer pero el tribunal entendió otra cosa», finalizó.

La fiscalía acusó a los tres imputados de haber atacado a María del Rosario en el interior de una vivienda, propiedad del único condenado, quien admitió que se utilizaba como bunker para la venta de drogas.