Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
lunes 27 de septiembre, 2021
Policiales

«Contrato sicarios para tirarle tiros a los jueces». Ariel Cantero, jefe de la banda narco ‘Los Monos’ en la presentación ante el tribunal que lo juzga.

Se lo acusa por «intimidación» y atentados planeados desde la prisión contra funcionarios judiciales.

Comenzó el juicio por diez atentados contra edificios judiciales y domicilios de funcionarios del área de justicia en el que se acusa al líder de la banda criminal «Los Monos» de Rosario, Ariel ‘Guille’ Cantero, de haber planificado siete de ellos.

«Tengo oficios varios, contrato sicarios para tirar tiros a jueces”, dijo Cantero a los magistrados en la presentación, cuando le consultaron su profesión. Al criminal se le atribuyen cargos por «Intimidación» y atentados planeados desde prisión contra funcionarios judiciales.

En ese sentido, los fiscales del caso, Matías Edery, Gastón Ávila, Miguel Moreno y Aníbal Vescovo, adelantaron que pedirán la pena de 24 años de prisión para Cantero.

Si es condenado, Cantero cargará con condenas por 86 años de cárcel y será el preso que más imputaciones judiciales enfrenta ante la Justicia.

Además del líder de la banda, hay otros siete imputados por las balaceras y otros delitos. Cantero está en el Complejo de Marcos Paz, mientras que Leandro Daniel Olivera, Damián Oscar Chávez, Matías Nicolás César, Daniel Alejandro “Teletubi” Delgado, Leonel Alejandro Fernández están en la Unidad 11. Por su parte, Lucía Estefanía Uberti permanece recluida en la Unidad 5 de Mujeres de Rosario. Todos siguieron la audiencia por Zoom.

Los atentados comenzaron a fines de mayo de 2018, cuando el juez Ismael Manfrín ordenó el traslado de Cantero a Resistencia, Chaco. A partir de allí, se inició una serie de ataques que incluyeron edificios judiciales, como la sede de la Fiscalía de Rosario y el Centro de Justicia Penal. Todos planificados y ordenados desde la cárcel.

Dos días antes de que iniciara este juicio, se registró un nuevo atentado contra el Centro de Justicia Penal de Rosario, ubicado en la esquina de las calles Sarmiento y Virasoro. La Policía levantó al menos siete vainas servidas de calibre 9 milímetros. 

SEGUIR LEYENDO.