Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
martes 31 de enero, 2023
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Policiales

Crimen Fernando Báez Sosa. Lucas Pertossi y Blas Cinalli rompieron el silencio y los dos dijeron que «no le pegaron a Fernando».

Los médicos de la defensa cuestionaron la autopsia de la víctima. «Si un alumno trae este informe le pongo cero».

Finalizaron las audiencias de testimonios por el juicio de Fernando Báez Sosa, donde declararon dos acusados más de los ocho rugbiers imputados por el asesinato y dos peritos por parte de la defensa que cuestionaron la autopsia y los trabajos de RCP realizados a la víctima.

Se trata de Lucas Pertossi y Blas Cinalli, que hablaron días después de que lo hicieron Luciano Pertossi, Máximo Thomsen y Ciro Pertossi. Al igual que los otros acusados, testificaron y respondieron algunas preguntas de la Fiscalía pero no de la querella.

Además, los médicos legistas Juan José Fenoglio y Jorge Velich sostuvieron que algunas de las lesiones que sufrió Báez Sosa podrían haber sido provocadas por los trabajos de reanimación que le hicieron al querer salvarlo y que la autopsia «no explica como murió».

Lucas Pertossi

  • «En ningún momento le pegué a Fernando Báez Sosa, en ningún momento participé de un plan de asesinato, solo fui de vacaciones. Nunca tuve intención de quitarle la vida a nadie«.
  • «Veo a mí izquierda a un amigo mío que lo estaban agarrando del pie y lo querían tirar al piso, les digo ‘soltalo’, veo que el chico se para y me voy caminando hacia la esquina.
  • «Cuando llego me encuentro con que no sabía dónde estaba parado, más la noche, más el alcohol, y al llegar a la esquina los pierdo«.
  • Llegué a la casa y me dicen los chicos, ‘quédate tranquilo, nos peleamos pero volvimos, quédate tranquilo’ . Después un policía policía vino y nos dijo que matamos a un pibe”.
  • Estoy muy mal por lo qué pasó y sigo mal, estuve con tratamiento psiquiátrico y psicológico, a todos nos afectó mucho«.

Blas Cinalli

  • «Yo en ningún momento le pegué a Fernando Báez Sosa, supongo que con quien tuve en el encuentro dentro del boliche no sé, capaz fue él. En ningún momento le pegué, veo que dicen que él tenía ADN mío en la uña del dedo meñique«.
  • «Al lado mío empieza una pelea y aparece la policía. Me paro y veo, y a un amigo mío lo estaban agarrando de la cintura para llevarlo a la parte de atrás de un auto, lo sigo, veo que le agarran el pie, lo sueltan y me agarran a mí«.
  • «Del otro lado del auto escucho gritos como que también se estaban peleando, ahí veo que el chico estaba en el piso, no tenía intenciones de seguir peleando y me fui«.
  • «Fue una pelea, si le pegan a un amigo mío o me agreden, es una pelea”.

Dr. Juan José Fenoglio, médico legista 

  • “La lesión en el hígado puede ser por un aplastamiento provocada por la reanimación cardiopulmonar, si hubiese sido una trompada era distinto”.
  • “Acá tenemos un paciente con 60 segundos de golpes y 45 minutos de RCP. Hay lesiones que se produjeron cuando el paciente estaba en vida, son las que le provocaron la muerte, pero los otros 45 minutos pueden parecer vitales y se deben investigar si son producto de la reanimación o aquellas lesiones”.
  • “Es raro que una persona por traumatismo se muera en el lugar del hecho, habría que ver si no coincidió con la presencia de un aneurisma”.
  • “La autopsia no explica por qué murió Fernando Báez Sosa, no dice la mecánica de la muerte. Si un alumno me trae este informe le pongo un cero”.

Jorge Velich, emergentólogo

  • «Báez Sosa no murió por la reanimación cardiopulmonar que le hicieron, pero estos trabajos sí agravaron la situación por la movilización del cuerpo”.
  • Sí estuvo inconsciente, en un estado tan crítico que deja de respirar y se realizan maniobras para reanimarlo”.
  • “Un sangrado en el hígado puede causar la muerte o acelerar la muerte que ya viene”.