Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
jueves 24 de septiembre, 2020
Policiales

DELINCUENTE MUERTO. Dueña de casa muy grave por tiro en la cara.

El esposo enfrentó a los 5 ladrones que entraron a la vivienda.

Gustavo Eduardo Obregón se resistió a tiros un asalto dentro de su casa en Glew y su propia mujer terminó baleada en el rostro y en estado crítico.

Uno de los presuntos ladrones murió en un centro asistencial y 4 cuatro sospechosos fueron detenidos.

Todo comenzó cuando 5 delincuentes llegaron a la propiedad con fines de robo, treparon por una pared y de allí al balcón del primer piso, por donde uno de ellos logró ingresar a una habitación de la casa.

Raquel Verónica Arbona, de 45 años y empleada del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), y su marido, de 46 años empleado de una empresa de seguridad privada, dormían cuando de repente la mujer escuchó ruidos.

Despertó su esposo porque habían entrado ladrones.


Obregón tomó una pistola calibre 9 milímetros de su propiedad y efectuó entre 7 y 8 disparos.

Después vio que su mujer había caído herida con un impacto en el rostro.

Obregón dijo que se defendió con el arma porque los delincuentes estaban armados con palos y cuchillos.

Los delincuentes escaparon .

Los policías encontraron a Arbona tendida boca arriba en el piso de la habitación, con una herida de arma de fuego en la cara,

La mujer fue llevada de urgencia por una ambulancia del SAME al hospital Lucio Meléndez de Adrogué, donde se encuentra internada en estado crítico.

El impacto de bala que recibió Arbona pudo provenir de un rebote del proyectil.

La policía detectó que en la Unidad de Pronta Atención (UPA) de la vecina localidad de Longchamps habían ingresado 3 jóvenes, uno de los cuales estaba baleado en la espalda y murió en el lugar.

Los investigadores sospechan que el joven muerto de 20 años, fue uno de los ladrones heridos por los tiros del dueño de la casa de Glew, mientras que se dispuso la detención de los 2 acompañantes.

Un remisero de apellido Zapiola fue detenido cuando llevó a la madre de González a la UPA donde antes habían dejado al delincuente fallecido.

Zapiola se quebró ante los policías y confesó que participó del robo, que trasladó a todos los asaltantes en un auto Ford Focus blanco y que a uno de ellos, baleado, lo llevó al hospital Balestrini de La Matanza.

Con ese dato, los efectivos fueron al centro de salud y aprehendieron al sospechoso, al que identificaron como Airton Barraza.