Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
martes 22 de septiembre, 2020
Policiales

DETENIDO POR FEMICIDIO. Su tío avisó que estaba en su casa.

También se le abrió una causa por denuncia de abuso sexual a la hija de la víctima.

María Esperanza Fernández fue asesinada a martillazos en su vivienda de la localidad bonaerense de San Pedro.

Su pareja era buscado desde hacía casi una semana, fue detenido en la casa de un familiar.

Se trata de Roberto Ramón Romero, de 46 años, quien fue detenido después de un llamado al 911 que alertó sobre la presencia del acusado tras haber estado escondido seis días entre los matorrales de la zona.

La captura se produjo en la vivienda de un familiar del imputado.

Fue un tío de Romero quien dio aviso a la policía de la llegada del acusado a la casa..

Romero tenía pedido de captura nacional e internacional por el femicidio de Fernández, cuyo cuerpo golpeado fue encontrado envuelto en una frazada en su casa de San Pedro el pasado domingo.

El miércoles pasado fue denunciado por abuso sexual por la hija mayor de la víctima, por lo que se inició una causa paralela.

La investigación se orientó hacia una venganza cometida por el atacante contra la hija mayor de su pareja, de quien se sospecha que abusaba sexualmente desde los 10 años.

La joven de 23 años que no vivía con su mamá, comenzó a sufrir abusos de la pareja desde los 10 años y que esa situación continuó hasta la actualidad.

El acusado envió un audio a familiares en que le atribuía el crimen y además aseguraba tener una relación sentimental consentida con ella.

El femicidio de Fernández fue descubierto el domingo en la casa donde convivía desde hacía 15 años con el sospechoso, por una de sus hijas, de 18 años

La joven halló el cadáver envuelto en una frazada y con visibles golpes en la cabeza aplicados con un elemento contundente compatible con el martillo ensangrentado hallado en la escena.

También cerca del cuerpo se encontró una nota aparentemente escrita por el sospechoso, que da cuenta del vínculo que mantenía con la mayor de las hijas de su pareja.