Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER
viernes 13 de diciembre, 2019
Policiales

DOBLE CRIMEN. ASESINARON AL MAGO “ALEX” Y A SU NOVIA.

Fueron ultimados a golpes y cuchilladas.

El miércoles de la semana pasada efectivos de la Policía de la Ciudad llegaron a un domicilio ubicado en La Rioja al 1700, alertados por un llamado al 911 indicando que se estaban produciendo ruidos extraños en la vivienda. Al arribo observan la puerta del garaje entreabierta y detienen “in fraganti” a un delincuente.

Los dueños de casa, Leonardo Fernández (53) –que trabajaba como mago en eventos y conocido como “Alex Ilusionista”- y su novia Jessica Alberti Cigola (24) no se encontraban en la propiedad.

En el video se observa la llegada del primer capturado, Alexis Miguel Bonnet, en una camioneta Ford EcoSport –perteneciente al mago- y el posterior arribo del patrullero con los policías que proceden a la detención.

Al no poder ser ubicados durante un tiempo prudencial, se dispuso una investigación que incluyó el análisis de cámaras del Centro de Monitoreo Urbano y privadas, como así también del Anillo Digital. Paralelamente se determinó la vigilancia de domicilios vinculados al, hasta ese momento, único detenido.

El viernes se ordenó el allanamiento de un departamento ubicado en 25 de Mayo 1147, partido bonaerense de San Fernando, donde fueron hallados asesinados el mago y su novia. El primero presentó doble fractura de cráneo –por golpes con un objeto duro- y la mujer heridas de arma blanca en el cuello, un ojo y también lesiones en el rostro.

Se dispuso la captura del dueño de este departamento, Rubén Andrés Grasso y de un hermanastro identificado como Roberto Alegre. El primero fue detectado en un hotel ubicado en Videla al 100, partido de Quilmes. Fue detenido y se le encontró el DNI de una de los asesinados. El segundo es intensamente buscado.

Versiones indican que de la casa del mago se habría sustraído la suma de 150 mil dólares, producto de una operación inmobiliaria reciente.

El caso está caratulado como “robo en ausencia de moradores y privación ilegítima de la libertad seguida de homicidio” y está a cargo del juez en lo Criminal y Correccional Gustavo Pierrett junto al fiscal de San Fernando Alejandro Musso.