Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
miércoles 25 de noviembre, 2020
Policiales

El poder de «Los Monos». Grave denuncia del Ministro de Seguridad de Santa Fe.

«Hay una fábrica de gatilleros y sicarios en Rosario que es asombrosa».

Marcelo Sain, ministro de Seguridad de Santa Fe, dijo que el jefe de la violenta narcobanda rosarina «Los Monos», Ariel «Guille» Cantero, «ha tenido como estrategia desde la cárcel donde está detenido, quemar Rosario».

Sain apuntó como motivador de la violencia que hay en Roario a Cantero, condenado en 6 causas por homicidios, amenazas, narcotráfico y secuestro extorsivo.

«‘Guille’ Cantero ha tenido como estrategia de la cárcel federal donde está detenido, en Marcos Paz, de quemar Rosario, de ordenar balaceras y asesinatos en función de quebrar cualquier tipo de hegemonía que no pase por él, en toda la ciudad», dijo el ministro.

Sobre los últimos casos de asesinatos y balaceras a casas Sain dijo que «los autores de las mayoría de estos hechos son grupos que responden a ‘Guille’ Cantero».

«Los últimos meses la mano de él, a través de franquicias que le responden, están abocadas a ese tipo de eventos», sostuvo en una entrevista con Telefé Rosario.

«Eso se extendió a Villa Gobernador Gálvez y San Lorenzo, lugares donde el mercadeo minorista de droga existía pero era pacífico, pero ‘Guille’ Cantero los calentó», dijo.

Cantero está detenido desde mediados de 2013 cuando se entregó a la Policía tras permanecer prófugo unos meses de la Justicia.

Jefe de la banda narco «Los Monos» desde el asesinato de su hermano Claudio, en mayo de 2013, «Guille» fue condenado a 22 años de cárcel en abril de 2018 por un homicidio y como organizador de una asociación ilícita destinada a cometer múltiples delitos.

También fue condenado por narcotráfico (a una pena de 15 años), como ideólogo de un secuestro extorsivo que ordenó desde la cárcel (10 años) y otra vez por comercio de estupefacientes (9 años).

En julio pasado recibió una sentencia a 6 años y 8 meses de prisión por amenazas a un juez y, a la vez, está imputado como instigador de una decena de balaceras a edificios judiciales e inmuebles particulares de jueces que participaron en los casos en los que fue juzgado.

«Él sabe que no va a salir nunca más de la cárcel, pero tenemos el problema que no contamos con la cooperación del Servicio Penitenciario Federal», dijo Sain.

«Está comandando esta secuencia de violencia en Rosario desde una cárcel federal, por eso nos vemos impedido de avanzar», sostuvo el ministro.

«Evidentemente hay un fábrica de gatilleros y sicarios en Rosario que es asombrosa», sostuvo.