Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
domingo 22 de mayo, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Ver más...

Policiales

Esposado por pegarle a una mujer. Le sacó el arma a un policía y le disparó. Un proyectil le perforó el intestino grueso.

Otros 2 agentes consiguieron reducir al agresor quitándole la pistola Bersa Thunder calibre 9 milímetros del sargento baleado.

Un sargento de la Policía de la provincia de Buenos Aires fue baleado en el abdomen por un hombre al que trasladaban en un patrullero esposado luego de haber golpeado a una mujer.

Fue al bajar del móvil en el playón de un hospital de José C. Paz, forcejeó con el policía, le sacó su arma reglamentaria y le efectuó tres disparos.

El hecho fue en el hospital Mercante adonde efectivos del Comando Patrulla trasladaron a un hombre al que identificaron como Diego David Gurich (40), al que habían aprehendido por agredir a una mujer.

Gurich fue bajado del patrullero esposado con las manos hacia atrás y llevado por el sargento Lucas Sanabria, con el objetivo de realizar el precario médico correspondiente dentro del centro de salud.

Gurich comenzó a forcejear con el policía y luego le sustrajo su arma reglamentaria con la que efectuó tres disparos, impactando al menos uno de ellos en el abdomen del sargento.

Sanabria cayó al suelo y se arrastró hacia la entrada del centro de salud.

El agresor fue reducido por dos uniformados que lo tiraron al suelo y le quitaron la pistola Bersa Thunder calibre 9 milímetros.

El policía baleado fue intervenido quirúrgicamente por el impacto de bala, que le perforó el intestino grueso pero no afectó la médula espinal y esta noche permanecía internado fuera de peligro.

Gurich se encontraba muy alterado al momento de ser trasladado en los asientos traseros del patrullero, al punto que realizó golpes con su cabeza y terminó arrancando el enrejado divisorio.

Intervino en la causa el fiscal Martín Viscovich, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 22 descentralizada de Malvinas Argentinas, que dispuso la aprehensión del agresor por la tentativa de homicidio agravado del sargento.