Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
lunes 23 de mayo, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Ver más...

Policiales

Estafador. Especialista en «cuento del tío». Estaba prófugo de la justicia. Retiraba dinero de un banco y lo re conocieron.

Caminaba con dificultad. Había recibido un tiro cuando intentaba estafar a una jubilada. Otra vez tras las rejas.

Un joven de 29 años que estaba prófugo de la justicia tras incumplir un arresto domiciliario en Chaco a la espera de un juicio oral en Mar del Plata por un «cuento del tío», fue detenido en la ciudad de Resistencia acusado de cometer varios hechos similares.

La detención fue realizada por personal de la División Delitos Económicos de la Policía provincial.

Tras varias denuncias por estafas mediante la modalidad de «cuento del tío» en los últimos días en esa ciudad y por el modus operandi utilizado, los efectivos realizaron tareas investigativas e intercambio de información con unidades Complejas de otras provincias.

El personal estableció que el hombre que retiraba el dinero tendría dificultades para caminar y que se hallaría oculto en una vivienda precaria debido a que era requerido por la Justicia marplatense.

El sospechoso, identificado como Jonathan Yucherchen, quien pertenece a la comunidad Gitana, fue detenido por la Policía.

El joven era buscado por el Juzgado Correccional 1 de Mar del Plata ya que iba a ser juzgado a mediados de marzo por el intento de estafa a una jubilada cometido el 16 de diciembre de 2019 en Balcarce.

Yucherchen, al momento de ser detenido había sido baleado por la Policía y la Justicia de Garantías le concedió una morigeración en su detención y le otorgó el arresto domiciliario, para que lo cumpliera en su provincia natal del Chaco.

Sin embargo, el acusado incumplió la medida, se fue de la casa y desde entonces había una orden de captura.