Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
miércoles 26 de enero, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Ver más...

Policiales

Femicidio. Mató a su pareja. Intento quitarse la vida.

Golpes y puñaladas provocaron el deceso de la mujer. El hermano la encontró muerta y herido al asesino.

Una mujer de 30 años fue asesinada a golpes y puñaladas por su pareja que, tras el femicidio, intentó suicidarse en una casa de la ciudad chaqueña de Resistencia.

Personal de la comisaría tercera fue alertado por un hombre de 42 años, quien relató que acudió al lugar porque su hermana, identificada como Mariana Soledad Sotelo, no contestaba sus llamadas ni sus mensajes.

Al ingresar al inmueble, el hombre la encontró con lesiones en el cuerpo y sin signos vitales, mientras que en el baño halló a su cuñado aún herido.

Ante esta situación los efectivos dieron intervención a la fiscalía de género en turno a cargo de Jorge Cáceres Olivera.

Personal médico constató el deceso de Sotelo y su pareja, de 27 años, fue trasladado al hospital Perrando donde fue diagnosticado con heridas cortantes en antebrazo y cuello.

Los investigadores sospechan que el novio atacó a golpes a la víctima e intentó suicidarse con un arma blanca.

El Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) comunicó que la mujer asesinada era hermana de la delegada de ese organismo en la provincia de Chaco.

«Comunicamos la noticia con profundo dolor, acercando condolencias a la familia e instando a la justicia a esclarecer la verdad e impartir justicia», aseguró el Inadi en el mensaje difundido por redes sociales.

Por su parte, la Secretaría de Derechos Humanos y Géneros de la provincia informó que, «a través del equipo de Monitoreo y Seguimiento de Casos, tomaron contacto con familiares de la víctima para realizar acompañamiento y un seguimiento ante este acontecimiento tan doloroso».

Según el comunicado, «no existía contacto previo con las líneas de emergencias, como son la Línea 137, la Guardia de Género, ni el área de género más cercana, como tampoco se hallaron hasta el momento antecedentes judiciales».