Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
martes 24 de noviembre, 2020
Policiales

FEMICIDO. Piba de 14 años estrangulada.

El principal sospechoso escapo cuando iban allanar la casa donde vive.

Ludmila Pretti, de 14 años, fue hallada asesinada en una casa de Francisco Álvarez, partido de Moreno, adonde había ido a una fiesta, y como principal sospechoso del femicidio buscan a un joven de 19 que se escapó de la puerta de la comisaría antes de declarar.

Hubo reclamos de Justicia frente a la comisaría 6ta durante toda la tarde. Luego de que el grueso de los manifestantes se retiraron.

Un grupo reducido de jóvenes a la noche quemó neumáticos frente a la seccional y también arrojaron piedras y otros elementos contundentes contra el personal de Infantería que, avanzó por las calles de los alrededores para dispersar a los agresores.

El cuerpo Ludmila fue hallado semidesnudo y entre dos colchones, en una casa ubicada en la calle Diario La Nación 4039, del barrio Villa Escobar.

La autopsia confirmó que murió por asfixia por estrangulamiento a lazo.

Los investigadores sospechan que probablemente el agresor utilizó la pashmina que la adolescente llevaba en el cuello para ahorcarla.

Se esperan estudios complementarios para saber si hubo o no un abuso sexual y que la data de muerte es entre las 8 y las 12 del domingo.

Sospechan que ella se defendió de un intento de abuso.

Todo se inició cuando la familia de Ludmila advirtió que no había regresado a su casa después de una reunión con amigos el sábado a la noche.

Ludmila había ido con un amigo y una amiga a la casa de un primo de esta chica.

Se trata de un joven de 19 años identificado como Cristian Adrián Jerez quien es el principal sospechoso del crimen y está prófugo.

Si bien se creía que a las 7.30 de ayer la adolescente había salido para ir a su casa, un tío policía de Ludmila logró con una aplicación geolocalizar el celular de la víctima, que seguía indicando como destino la casa de la fiesta.

El propio sospechoso estuvo en contacto con la familia de la adolescente, le dijo que la chica se había retirado sola y se mostró preocupado por su desaparición.

Luego desapareció antes de declarar en la comisaría.

Ni bien le realizaron la denuncia y con el dato de la geolocalización del celular, el fiscal de la causa, Federico Soñora ordenó un allanamiento de urgencia en la vivienda de la calle Diario La Nación y allí se encontró el cadáver de Ludmila debajo de la cama.

Una vecina de Jerez, que habita otra vivienda en el mismo predio, quien relató a los investigadores que alrededor de las 7 escuchó gritos y una discusión entre Ludmila y el sospechoso, en la que la chica se quería ir y el joven no la dejaba.