Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
martes 1 de diciembre, 2020
Policiales

Hizo matar por venganza. La víctima tenía relación con su ex pareja.

Imputado como instigador del homicidio por ‘venganza transversal’.

Carlos Damián Escobar, de 33 años, fue imputado como autor intelectual de un homicidio por «venganza transversal» de un joven de 22 años que mantenía una relación con la expareja del imputado, asesinado en mayo de 2019 en Rosario.

La fiscal de la Unidad de Homicidios Dolosos de Rosario, Marisol Fabbro, acusó a Escobar de haber encargado el crimen de David Nahuel Amarilla.

El crimen ocurrió alrededor de las 21.40 de 23 de mayo de 2019, cuando la víctima recibió 3 tiros en el pecho mientras salía a la puerta de su casa luego de que una persona preguntara por él.

La investigación determinó que 2 personas que se movían en moto llegaron al lugar y una de ellas golpeó la puerta de la casa donde vivía Amarilla.

Según se ventiló en la audiencia imputativa, fue atendido por un familiar de Amarilla y «en momentos en que el mismo se disponía a salir de su vivienda» el agresor le disparó 3 veces, para luego escapar con su cómplice en moto.

Ninguno de los 2 fue identificado todavía, mientras que el joven baleado murió como consecuencia de las heridas en el hospital Provincial de Rosario.

Según la Fiscalía, Escobar fue quien planeó el hecho «con la finalidad de dar muerte a David Amarilla con el propósito de causar sufrimiento a una mujer con la que ha mantenido una relación de pareja».

La fiscal pidió que fuera imputado con prisión preventiva como instigador del homicidio calificado por venganza transversal, una figura que se incorporó al Código Penal en 2012 para quien comete un asesinato «con el propósito de causar sufrimiento a una persona con la que mantiene o ha mantenido una relación».

El juez Florentino Mala, aceptó la imputación y le dictó prisión preventiva por un máximo de dos años al acusado.