Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
miércoles 23 de septiembre, 2020
Policiales

HORROR. «No hay registro de un homicidio de estas características».

237 puñaladas. Dos detenidos sospechosos de la masacre.

Un brutal asesinato tuvo lugar en la ciudad de Cutral Có, provincia de Neuquén, donde el cuerpo de un ex oficial de la Policía fue hallado mutilado y con casi 240 puñaladas. Por el crimen, hay dos personas detenidas.

La víctima fue identificada como Juan Horacio Panitrul, de 31 años, quien había sido despedido de la fuerza de seguridad hace tres años. El ex policía se encontraba reunido con Rodrigo Leiva Carrasco y Daniel Silvera, quienes serían sus amigos, y lo habrían atacado salvajemente tras una discusión.

El cadáver del hombre fue encontrado con un total de 237 puñaladas y signos de tortura. «No hay registro de un homicidio de estas características», explicó Gastón Liotard, fiscal a cargo de este caso, en diálogo con el diario La Opinión Austral. También indicó que el cuerpo presentaba mutilaciones en testículos, pene, tetillas, lengua, un dedo y la naríz. 

«Le sacaron una oreja que se la dejaron adentro del vientre. Cuesta encontrar un adjetivo para graficar todo esto», agregó el funcionario.

«Muchas de las puñaladas son sexuales. Es decir, en la zona genital y anal. Presenta otras lesiones que son casi superficiales, que rozan el sadismo porque produce un goce en la persona que la realiza porque a la víctima le causa dolor», detalló.

Por otro lado, dijo que el fallecimiento de Panitrul no se debió a las heridas punzantes, sino a un golpe en la cabeza. Las pericias revelaron que las heridas fueron hechas en vida, en agonía y posmortem. 

“Por ahora no está establecido el móvil, pero sí hemos podido confirmar que tanto Carrasco y Silvera estuvieron en la misma vivienda con Panitrul”, expresó el fiscal.

SEGUIR LEYENDO.