Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
viernes 30 de septiembre, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Policiales

Infanta Cristina. Vive sola con su hija Irene y prepara el accionar judicial para divorciarse de su esposo.

No es buena la relación con su hermano, el Rey Felipe VI, y no esta próxima una reconciliación para que vuelva a residir en España.

La infanta Cristina tiene en claro, que a pesar de sus deseos, no puede volver a vivir en España.

La hermana del rey Felipe VI mantiene su residencia en Ginebra y así será durante bastante tiempo.

Se fue de España durante la crisis del caso Nóos, por el que fue condenado su marido, pero desde la separación no tiene motivos para seguir en Ginebra. Cierto es que allí en Suiza tiene un buen trabajo.

La ruptura del matrimonio fue un golpe para ella, que se vio en la ciudad suiza sola con su hija Irene. La joven ha empezado este año su último curso de bachillerato y luego podría estudiar en otro país.

La Infanta se quedaría en absoluta soledad en Suiza. Allí tiene su trabajo y también amigos. Pero nada es parecido a lo que tiene en España, en especial en Barcelona, donde vivió casi toda su vida.

Sea lo que sea, la exduquesa de Palma es consciente de que su encaje institucional en España es muy complicado. Debería retomar su relación con su hermano, el rey Felipe VI, con quien, pese a haberse visto este verano unas pocas horas, todavía no ha podido restablecer relaciones.

La hija mediana de don Juan Carlos I y Sofía ha pasado casi todo el verano en España. Estuvo a finales de mayo en Mallorca para asistir a la boda de Mafalda de Bulgaria; estuvo en junio y julio, trabajando en varios puntos del país, desde Barcelona hasta Santander; y aprovechó estas visitas para quedarse más días e irse de vacaciones con alguno de sus hijos.

Por primera vez desde hacía años, la infanta Cristina estuvo en Palma de Mallorca, en el palacio de Marivent. Se alojó en la residencia real con su madre, su tía Irene y su hermana, además de los hijos de ambas.

La visita, dejó claro que las intenciones de la Infanta son volver a formar parte de la familia a la que abandonó durante un tiempo por apoyar a su marido.

También fue a visitar a su padre, un viaje que el rey emérito Juan Carlos,

La infanta Cristina volvió a Ginebra a finales del mes porque su hija Irene empezaba el colegio el lunes 29 de agosto. Y a ese nuevo viaje se sumaron sus hijos Juan y Miguel, su hermana Elena y, según ‘Cierre Digital’, su padre, el rey emérito, quien trabaja con su hija los términos del divorcio de Urdangarin.