Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
viernes 30 de septiembre, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Policiales

Jubilados robados y estafados. Con el «cuento del tío» se llevaron 100 mil dólares.

En otro hecho le pegaron que una adulta mayor para sacarle dólares.

Un hombre fue detenido en la provincia de Misiones, acusado de haber participado en al menos 3 estafas a adultos mayores con el denominado «cuento del tío», mediante el cual se apoderó en uno de los hechos de 100 mil dólares que la víctima tenía guardados en su domicilio en San Isidro.

Esteban Nicolás Papadopoulos (39), tenía un pedido de captura nacional e internacional y se hallaba oculto en un domicilio en la calle Italia, esquina Hipólito Irigoyen, de la localidad misionera de Oberá.

Según los investigadores, la detención fue realizada por personal de la Dirección de Investigaciones de la Policía de Misiones, a pedido de la fiscal Carolina Asprella, del Área Criminal del Ministerio Público Fiscal de San Isidro.

El primero de los hechos que se le imputa es del 2019, cuando engañó con el denominado «cuento del tío» a una mujer a quien le dijo que los billetes dejarían de tener valor ante un supuesto cambio de numeración, y logró sustraerle 100 mil dólares que tenía guardados en su casa, en San Isidro.

El segundo de los hechos en el que fue identificado por la víctima ocurrió en Tandil, donde varios hombres engañaron a otra persona con una modalidad similar.

El tercer episodio ocurrió en el partido de Morón, donde varios delincuentes sorprendieron a una anciana en la calle, la obligaron a ingresar a su domicilio, donde la golpearon y le robaron dólares.

Los investigadores secuestraron un Volskwagen Vento que, se cree, fue utilizado por los delincuentes en los tres robos que se le imputan a Papadopoulos.