Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
sábado 28 de noviembre, 2020
Policiales

JUSTICIA POR MANO PROPIA. Lo acusaron de robar una moto.

Los vecinos lo golpearon y alguien lo disparo en la espalda. Murió pese a ser auxiliado.

Lo acusaron de robar una moto, y un grupo de vecinos mató a un joven de 20 años de un balazo y a golpes en la capital tucumana.

Por el hecho detuvieron al dueño al dueño de la moto.

El joven fue identificado por la Policía como Gonzalo Rafael Risso.

Esteban Darío Andrade, de 27 años, iba al trabajo a bordo de su moto y al llegar a la esquina de Malabia y Vicente Gallo del barrio San Miguel fue interceptado por 2 delincuentes que lo amenazaron con una pistola y le robaron el vehículo.

Andrade realizó la denuncia en una comisaría.

Luego de unas horas la Policía fue alertada de una pelea en el mismo barrio donde había ocurrido el robo.

Al llegar al lugar encontraron al propietario del vehículo junto a un grupo de vecinos que golpeaban a Risso, al que acusaban de haberle robado la moto.

Personal del servicio de emergencia 107 atendió al joven e informó que había muerto.

Su cuerpo presentaba golpes y una herida de bala en la espalda.

De acuerdo con declaraciones de testigos, Andrade, acompañado por familiares y amigos, había estado buscando a Risso, a quien encontró junto a otro joven y, en ese momento, comenzaron las agresiones.

La persona que estaba con la víctima escapó y la moto robada fue hallada en la casa de su suegro.

En tanto, la fiscal de Homicidios, Adriana Giannoni, ordenó la detención de Andrade y a policía buscaba identificar al resto de los implicados en el crimen de Risso.