Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
lunes 15 de agosto, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Policiales

Karaoke chino. Denunciado por funcionar como prostíbulo y salas de juego.

Una sala con capacidad para 30 personas se alquilaba a 200 mil pesos por una noche.

La Policía de la Ciudad y personal de la Unidad Operativa de Fiscalización Integral del Gobierno porteño allanó un local nocturno de karaoke en Balvanera, donde se descubrió que funcionaba un sector de juegos de azar y apuestas clandestinas.

9 mujeres ejercían la prostitución. Se procedió a la clausura del lugar, la detención del encargado y a una posterior investigación sobre el delito de trata.

El procedimiento se realizó en un inmueble ubicado en Alsina 1.828, donde en apariencia funcionaba un «Karaoke Oriental», que recibió denuncias de vecinos por ruidos molestos y actividades compatibles con la prostitución.

El encargado del local, un hombre de nacionalidad china, quedó detenido en flagrancia.

Su pareja, Rocío, una joven argentina de 22 años que tenía domicilio en ese lugar, aseguró que en el lugar «funcionaba un karaoke» y negó que se ejerciera allí prostitución o apuestas clandestinas.

«Es un karaoke chino, entran sólo los chinos, porque ganan más que los argentinos. Acá se pueden gastar hasta 200.000 pesos, que es lo que sale una sala, donde entran 30 personas», sostuvo en TN.

«Los clientes alquilan la sala, llaman chicas para tomar y bailar pero no hay prostitución. Las chicas venían con los clientes, no tienen nada que ver con el lugar», aseveró.

Tras las primeras investigaciones, la Fiscalía Penal y Contravencional y de Faltas Nº 13 realizó el allanamiento y una vez adentro encontraron a 18 hombres, todos mayores de edad y de nacionalidad china y coreana.

Una vez que se recorrió todo el local, los investigadores establecieron que se realizaban juegos de azar como la ruleta, los naipes y dados; que tenía en funcionamiento una barra expendedora de bebidas y alimentos envasados de origen oriental sin las certificaciones correspondientes de Anmat.

Se encontraron varios salones donde se realizaban los encuentros entre los clientes y las mujeres, y un sector donde se recibían apuestas clandestinas.

Se encontró un gallo, que la pareja de quien regentaba el lugar aseguró que «era para comerlo».

La policía convocó a personal de Migraciones para establecer la situación migratoria de los ciudadanos extranjeros y de la Oficina de Rescate del Delito de Trata de Personas de la Nación, a fin de que realicen entrevistan con las mujeres .