Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
miércoles 29 de junio, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Policiales

Le arrancó un pedazo de lengua con los dientes. Se defendió para no ser abusada.

El ladrón salió corriendo del negocio que pretendía robar. Lo que le falta a su lengua está en el freezer de la morgue del hospital.

Una adolescente fue atacada por un abusador que la sorprendió mientras cerraba un negocio en la ciudad de Quimilí, Santiago del Estero, en el cual trabaja como empleada. Para defenderse, le arrancó parte de la lengua con los dientes al agresor, que luego fue detenido.

El hecho ocurrió en un local de la zona céntrica del mencionado distrito, donde el sujeto, que llevaba una gorra negra, le pidió a la joven que lo dejara entrar para comprar un par de zapatillas.

Aunque en un primer momento la chica de 18 años se negó, el imputado le suplicó y le dijo que las necesita para irse de viaje. Una vez que le permitió el acceso, sacó un cuchillo que tenía escondida en la manga del buzo, la llevó lejos de la ventana y comenzó a manosearla.

Cuando intentó besarla, le mordió la lengua con tanta fuerza que le cortó un pedazo. Enormemente dolorido y con un gran sangrado, el muchacho de 21 años la golpeó para finalmente robarle el celular y huir del lugar.

«Le dije que se llevara mis pertenencias y el dinero de la caja, pero no quiso. ‘Primero, te quiero a vos’, me contestó. Luego, intentó sacarme la ropa. Empezamos a forcejear y me cortó el dedo anular de la mano izquierda. Yo me resistí, el cuchillo se cayó al piso, y él quiso besarme de una manera brusca. Lo mordí tratando de defenderme. Solo sentía mucho asco de la situación”, contó la joven a la policía cuando realizó la denuncia.

Un automovilista que circulaba por la zona vio al hombre ensangrentado y dio aviso a los efectivos. Tras una larga búsqueda lograron dar con él, alertados por el médico de guardia del Hospital de Quimilí que atendió su herida.

En el local los investigadores encontraron y secuestraron la parte de la lengua del abusador, que está freezada en la morgue del hospital.

El caso quedó en manos del fiscal Martín Silva, que solicitó la prisión preventiva para el agresor, acusado de «robo calificado por uso de arma blanca» y «abuso sexual simple«.

SEGUIR LEYENDO.