Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
viernes 19 de agosto, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Policiales

Le disparó al pecho para matarla. La mujer está grave. Es madre de 5 hijos.

Su ex pareja borracho avisó a uno de los hijos de la víctima que se iba a suicidar. La policía lo detuvo.

Un hombre de 50 años intentó asesinar de un disparo en el pecho a su ex pareja en frente de su hija, en un hecho registrado en la ciudad de San Salvador de Jujuy. El agresor había violado una medida perimetral y tras el ataque se escapó.

La víctima fue identificada como Gabriela Quispe, de 46 años y madre de cinco hijos, que se encuentra peleando por su vida en el Hospital Pablo Soria.

Todo comenzó cuando el sujeto, llamado Raúl Fernández, se hizo presente en el domicilio de Quispe, ubicado en el barrio Punta Diamante, en la capital jujeña. Tras mantener una fuerte discusión le disparó delante de su hija más chica, de 11 años, y se dio a la fuga.

La mujer fue atendida por personal de Same y trasladada al centro de salud, donde permanece internada. Según trascendió, los médicos evalúan realizarle una intervención quirúrgica.

Luego del intento de femicidio, la Policía buscó a Fernández en las dos viviendas que tiene registradas a su nombre, pero no lo encontró. El hombre se comunicó por teléfono con uno de los hijos de ella y le dijo que se iba a localidad de Los Nogales para «atentar contra su vida por lo ocurrido«.

Las autoridades incrementaron los controles vehiculares en esa zona y finalmente lograron detener al agresor en el Barrio Navea de la localidad de los Alisos, lindante a San Salvador. Las fuentes del caso detallaron que estaba en estado de ebriedad, tenía el arma con la cual le disparó a la mujer y luego se dispuso su traslado a una comisaria.

Yamila Huanco, sobrina de Quispe, explicó que Fernández «tenía una restricción de acercamiento y múltiples denuncias por violencia de género por las cuales estuvo detenido«.

También dijo que, además de la menor de 11 años, su tía tiene otros cuatro hijos, y tres de ellos viven en Buenos Aires. Además, precisó que ninguno es hijo del agresor.

«Hace seis meses aproximadamente el violento salió de la cárcel y desde ese momento no cesaron las amenazas con mensajes contra mi tía«, dijo en diálogo con la radio local FM Conectar 91.5.

La investigación quedó en manos del fiscal especializado en Delitos contra la Integridad Sexual, Alejandro Bosatti.

SEGUIR LEYENDO.