Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
domingo 5 de diciembre, 2021
Policiales

Le pegaron un par de patadas en la cabeza. Mataron al padre de un jugador de fútbol.

Forcejeo, trompadas y muerte en una cancha.

El padre de un futbolista amateur que jugaba en un torneo en un complejo de canchas de Tortuguitas fue asesinado a golpes y patadas tras una pelea que se originó por una jugada en uno de los partidos.

Por el crimen detuvieron a 4 sospechosos.

Uno de ellos es una mujer que se hallaba como espectadora aunque se cree que también participó de la pelea ocurrida en el predio «La Tortuga», ubicado en calle José Hernández al 3400..

Los investigadores determinaron que se desarrollaba un torneo de fútbol que había sido organizado por el dueño de ese complejo de alquiler de canchas.

Los incidentes se registraron tras una jugada en el partido que disputaban «La Serrano» y «Deportivo Nogués» que derivó en una pelea entre los futbolistas, a la que se sumaron espectadores.

En medio de esa pelea, el padre de uno de los futbolistas, Juan Mateo Noriega (63), fue atacado a golpes y quedó desvanecido en medio de la cancha.

El entrenador dijo que era un partido de futbol que se jugaba «normalmente» y cuando «faltaban dos o tres minutos para que termine el partido y ellos estaban un poco ofuscados porque estaban perdiendo y en una disputa de una pelota en un lateral empezaron los forcejeos y después los golpes de puño».

La víctima quiso intervenir en la pelea para defender al hijo y en ese momento los agresores empezaron a golpearlo «por todos lados» y una vez caído al piso «le pegaron un par de patadas en la cabeza», dijo uno de los testigos.

La víctima empezó a convulsionar y el entrenador intervino como enfermero realizando maniobras de RCP junto a otra persona.

Los policías detuvieron a Carlos Ezequiel Romero (29), Sebastián Osmar Soria (35), Lucas Nahuel Lopez (21) y Mónica Celina Romero (33), quienes quedaron a disposición del fiscal Carlos Hermello, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 18 de Malvinas Argentinas.