Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
domingo 3 de julio, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Policiales

Lo ahorcó con un cable. Lo tiro a la pileta de su casa. La víctima murió ahogado.

El asesino golpeó a la pareja del hombre que mató y amenazó a 2 nenas de 8 y 11 años.

Un programador de 41 años fue asesinado en Boulogne, cuando un ladrón que había entrado a robar a su casa lo ahorcó con un cable y lo arrojó atado a la pileta.

Federico Sáenz en algún momento del asalto se trabó en lucha con el delincuente y éste lo estranguló con un cable HDMI y lo tiró a la pileta, donde terminó de morir ahogado.

Todo comenzó cuando la pareja de Sáenz, María Laura Martínez (44), lavaba el auto en el patio delantero de la casa y un único ladrón saltó la reja de la propiedad y la abordó con fines de robo.

El asaltante agredió y amenazó a la mujer y logró quitarle las llaves de la casa, con las que entró a la propiedad y cerró la puerta con llave, dejando a la mujer del lado de afuera.

Ella vio cómo el delincuente golpeó también a Sáez, por lo que salió corriendo a la calle y le pidió al empleado de la garita de seguridad de la cuadra que llamara a la policía.

Cuando regresó al frente de su casa, pero sin poder ingresar, pudo observar por las ventanas que el delincuente había dejado a su pareja atado y sentado en el jardín trasero y cuando siguió pidiendo auxilio, el ladrón apareció para pegarle una trompada en la cara.

La pareja no tiene hijos, pero sí estaban en la casa dos sobrinas de 8 y 11 años, a quienes, según lo que contaron luego las niñas, el ladrón también amenazó y les dijo que se quedaran encerradas en su cuarto porque quería «robar una bicicleta».

Al lugar llegaron móviles de la comisaría 3ra. de Boulogne y de la Patrulla Municipal de San Isidro quienes guiados por la mujer lograron ingresar a la vivienda por una puerta trasera y allí se encontraron con el sospechoso en la cocina, quien tenía una cuchilla de la casa en la cintura.

El delincuente fue reducido y detenido por los primeros policías en ingresar, mientras que otros efectivos empezaron a recorrer todos los ambientes de la casa, pero no encontraban a Sáenz.

La víctima finalmente fue hallada inconsciente en el fondo de la pileta que la familia tiene en el jardín trasero. Sáenz había logrado desatarse las manos y que el cable solo lo tenía amarrado al cuello.

El cuerpo de Sáenz fue trasladado a la morgue.

Hay un sospechoso detenido de 30 años.