Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
martes 22 de junio, 2021
Policiales

Lo buscaron durante 4 años. Encontraron sus restos, ropa, zapatillas y mochila que le pertenecieron.

Las piezas odontológicas fueron determinantes para identificar al joven trans.

Los fiscales de Salta a cargo de la investigación confirmaron que los restos hallados este jueves en cercanías del río La Caldera pertenecen al joven trans Santiago Cancinos, desaparecido hace  4 años.

Personal del Ministerio Público Fiscal, informó que las piezas odontológicas fueron clave para su identificación. “El hallazgo fue casual. Los restos óseos los encontró un trabajador que estaba realizando tareas de desmalezamiento”, dijo el fiscal Jorge López Soto a cargo de la investigación

Se espera que el resultado de los análisis antropológicos puedan determinar la causa de la muerte.

“Lamentablemente el paso del tiempo conspira contra algunas pruebas, por eso los científicos son los que nos van a decir la verdad de la causal de la muerte”, agregó.

Junto a los restos, encontraron ropa, zapatillas y una mochila que fueron identificados por los padres de la adolescente.

Todo fue descubierto en cercanías al río Wierna, un lugar de difícil acceso y distante unos 10 kilómetros del Parque del Bicentenario donde fue captada por última vez por las cámaras de seguridad del lugar.

Con respecto a este tema, López Soto dijo que tiene conocimiento de que el chico integraba un grupo de boy scouts por lo que se supone que “tenía conocimientos de supervivencia”.

También aclaró que entre los elementos secuestrados hay una soga “pero no puedo indicar ninguna hipótesis con respecto a su muerte”.

Santiago Cancinos que en ese momento tenía 14 años, salió de su casa el 16 de mayo de 2017. Su última imagen fue caminando a las 16:34 de ese día por el Parque Bicentenario de Salta. Dijo que iba a clases de inglés y gimnasia, pero nunca llegó.

Cuando lo vieron por última vez, llevaba puesto un equipo deportivo azul con rayas blancas a los costados según contó la familia. Una vez que hicieron la denuncia, la policía revisó las cámaras de seguridad del lugar y descubrió que vestía otra ropa. Además, estuvo 12 minutos en el parque y salió. Allí le perdieron el rastro.