Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
martes 17 de mayo, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Ver más...

Policiales

«Los fierros y las balas las tenemos nosotros». Amenazan a los fiscales que investigan a la banda narco «Los monos».

«El viejo» Cantero jefe histórico de los delincuentes lo acusan de «encubrimiento agravado por el ánimo de lucro».

Ariel Máximo “Viejo” Cantero, el primer jefe de la banda narcocriminal dde Rosario “Los Monos”, fue imputado como uno de los cuatro líderes de una asociación ilícita acusada de haber cometido diversos delitos, entre ellos balaceras a dos escuelas el 14 de noviembre pasado durante las elecciones legislativas nacionales.

Los miembros de la organización -subdividida en bandas o células autónomas- también fueron señalados judicialmente por extorsiones, encubrimiento, tenencia ilegítima de arma de fuego, intimidación pública y hasta reventa de entradas de partidos de Rosario Central, que manejaba distribuía el principal acusado.

La acusación se realizó bajo un importante operativo de seguridad alrededor del Centro de Justicia Penal y luego de que se conociera una amenaza de muerte a los fiscales del caso, realizadasen forma telefónica.

Cantero, padre del joven homónimo que continuó la conducción de la violenta organización criminal en los últimos años, quedó imputado junto a otras 18 personas por conformar una presunta asociación ilícita destinada a cometer múltiples ilícitos.

Otras tres personas detenidas también fueron acusadas por otros delitos, pero no como miembros de la banda.

Cantero y los demás acusados fueron detenidos la semana pasada a lo largo de 29 allanamientos en los que la Policía secuestró drogas, autos y motos, armas y hasta gallos de riña y 18 caballos que el “Viejo” Cantero tenía en su domicilio del ingreso a un asentamiento irregular del sudoeste de Rosario.

Los investigadores creen que mediante esos ataques, sus instigadores buscaban provocar “conmoción pública” en la ciudad santafesina atravesada por la violencia armada.

Según informó el Ministerio Público de la Acusación (MPA), Cantero y su actual pareja, Montero, también fueron imputados por maltrato animal, al secuestrárseles en su domicilio caballos, gallos de riña, aves, terneros y ovejas “encerrados sin alimentación ni atención”.

Por las cajas de ayuda alimentaria del Plan Cuidar del municipio de Rosario, que fueron encontradas en esa vivienda por la Policía, dos personas fueron acusadas hoy por administración fraudulenta, mientras que el “Viejo” Cantero y Montero quedaron imputados por “encubrimiento agravado por el ánimo de lucro”.

Hubo un amplio operativo de seguridad para el traslado de los 22 acusados desde la Unidad Penitenciaria donde están alojados hasta el Centro de Justicia Penal, del que participaron cerca de 100 efectivos y una docena de móviles del Servicio Penitenciario provincial, además de policías de Santa Fe.

A la vez, el fiscal general de Santa Fe, Jorge Baclini, reveló que los fiscales del caso fueron amenazados de muerte mediante una llamada telefónica, recibida ayer en la central de emergencias 911.

Donde la voz de una mujer decía que lo suelten a Cantero porque «los fierros y las balas los tenemos nosotros».