Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
miércoles 28 de septiembre, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Policiales

María Marta. La madre de Pachelo preguntó si tendría «problemas penales» si mentía en una declaración.

Así lo declaró el testigo al que la mujer consultó. Poco después se suicidó.

Roberto Aranda (63), de profesión abogado, declaró en el juicio por el crimen de María Marta García Belsunce, en el cual también se debate la participación de Nicolás Pachelo en nueve robos a distintos countries, que la madre del exvecino de Carmel le consultó si tendría algún problema penal si declaraba mentiras en relación a su hijo.

El testigo conoció a Silvia Ryan, madre Pachelo , con quien tuvo relación a través de trabajar en la tosquera de Pilar, propiedad de Roberto Pachelo.

«Ryan administraba y controlaba la explotación de la tosquera cuidando los intereses de Nicolás. Yo trabajaba con ella en la rendición y la facturación», dijo Aranda.

Trabajó hasta 1999 en la tosquera de la familia Pachelo y que luego de ese año se cruzó dos veces más con Ryan.

Aranda dijo que la primera fue en el 2002 y la última en marzo de 2003, en un bar de la zona del barrio porteño de Retiro.

«Yo estaba trabajando y escucho una voz particular que reconocía. Ella se acercó, me saludó y me preguntó cómo me iba. Le dije que bien porque había avanzado en ese momento en la carrera penal de derecho», recordó.

La madre de Pachelo le reconoció que estaba «muy angustiada y mal» por todos los problemas penales de su hijo Nicolás, que en ese entonces estaba señalado como uno de los sospechosos de haber asesinado a García Belsunce.

«Me preguntó si llegaba a mentir, si podía tener algún problema penal, y le dije que los parientes directos no podían declarar contra de sus familiares. En ese momento se puso a llorar, pero no me contó porqué me dijo eso», reconoció Aranda..

«No pasó mucho entre la charla y el suicidio», reconoció Aranda, sobre la muerte de la madre de Pachelo.

Ryan se suicidó el jueves 29 de mayo de 2003 al arrojarse desde una ventana de su domicilio del piso 11 del edificio ubicado en Avenida Del Libertador 185, del barrio porteño de Retiro.