Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
miércoles 7 de diciembre, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Policiales

María Marta. Pachelo dijo en un audio, «Vos te crees que esta mina era Rambo».

Son grabaciones presentadas por la fiscalía.

En el juicio por el crimen de María Marta García Belsunce fue escuchado un audio en el que se oye a Nicolás Pachelo relatar cómo cree que fue atacada María Marta García Belsunce el 27 de octubre de 2002 y en el que pone en duda que la víctima se haya defendido como «Rambo» de «dos o tres» atacantes.

Declaró también como testigo un perito en comunicaciones aseguró Pachelo incrementó la cantidad de llamadas realizadas con su celular los días posteriores al hecho, lo que llamó la atención debido a que «no era una persona que abusaba del teléfono».

«Si salieron hoy los ADN, vos te estás comiendo esta historia de que María Marta antes de que la maten, con un atomizador, con un cuchillo, con los dientes, con un facón hirió a todos los que la estaban matando», dijo Pachelo en uno de los audios escuchados.

El llamado entre el principal acusado y un hombre ocurrió el 25 de abril de 2003 en el marco de la investigación por el homicidio María Marta.

Pachelo volvió a decirle a su interlocutor, «sí verdaderamente creí que esa mina, por María Marta, hirió a dos, tres, cuatro o cinco personas antes de que la maten».

«¿Vos te creés que la mina era Rambo?. A la mina le metés un tortazo y la dormís. ¿Vos te creés que peleó como una leona, una mina de 45 kilos, de qué leona me estás hablando?», dijo.

Según las pruebas de ADN realizadas luego del homicidio a una mancha hemática hallada en una de las paredes de la planta alta de la casa del matrimonio Carrascosa-García Belsunce determinó dos perfiles genéticos masculinos y uno femenino, pero no se pudo determinar las identidades de dichos rastros.

«Esa sangre que hay ahí no sé de quién carajo va a ser. Va a ser de alguien que se la pusieron, o yo, o Belsunce o no sé quién carajo. O sangre del mismo Carrascosa, pero no porque su mujer lo haya herido cuando la estaba matando, sino porque el tipo se debe haber cortado afeitándose, o la perra en celo, o la concha de la lora», sostuvo Pachelo.

«Yo creo que penalmente es una presunción más, cuidado», le dijo el hombre a Pachelo en la llamada, a lo que le respondió: «Obviamente, son puntos más en contra de ellos, pero digamos que no es el quid de la cuestión. Que no se crea el fiscal que porque encuentra la sangre encuentra al asesino, esa huevada no es así. Yo no le creo, no me la como.»

Pachelo se extrajo dos veces sangre para cotejar con los perfiles de ADN adquiridos y ambas dieron negativo, al igual que su exesposa, Inés Dávalos Cornejo.