Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
viernes 19 de agosto, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Policiales

Mataron al hijo de uno de los denominados «12 Apóstoles» que lideraron el sangriento motín del penal de Sierra Chica.

Fue atacado desde una moto 3 heridos. 2 de los cuales tienen antecedentes penales.

Un hijo de Marcelo Brandan Juárez, uno de los «Doce Apóstoles» que lideró el motín de Sierra Chica ocurrido en la Semana Santa de 1996, fue asesinado de 2 balazos en el interior del barrio Fuerte Apache.

En el ataque, cometido por 2 delincuentes en moto, otros 3 hombres resultaron heridos de bala, mientras que posteriormente uno de los sospechosos fue aprehendido.

El hecho ocurrió en una plaza ubicada frente al nudo 7 del barrio Ejército de Los Andes donde las víctimas se encontraban reunidas.

En circunstancias que aún se intentan determinar, por el lugar pasaron dos hombres a bordo de una moto y comenzaron a efectuarles disparos, para luego escapar.

Un hombre identificado por la Policía como Jonathan Ezequiel Brandan (38), sufrió dos impactos de bala en el tórax y abdomen, por lo que fue trasladado de urgencia al hospital Carrillo de Ciudadela, pero falleció mientras era operado.

Se trata del hijo de Brandan Juárez (53), alias «Popó», quien el 30 de marzo de 1996, junto a un grupo de presos que él y otros lideraban, bautizado «Los Doce Apóstoles de la Muerte», intentó fugarse del penal de Sierra Chica.

En el ataque un joven de 29 años recibió un disparo en el tórax y esta tarde era intervenido quirúrgicamente; mientras que otros dos sufrieron balazos en sus piernas.

A raíz de un llamado al 911 que alertó acerca del ataque, efectivos de la comisaría 6ta. de Ciudadela Norte acudieron a la escena del crimen y luego de las primeras averiguaciones identificaron a los posibles tiradores.

De acuerdo a lo aportado por testigos, uno de los sospechosos había amenazado a una de las víctimas días atrás por problemas de dinero.

Aprehendieron a uno de los acusados, un joven de 28 años, al tiempo que continuaban abocados a la búsqueda del otro imputado.

2 de los 3 heridos también tenían antecedentes penales.