Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
domingo 19 de septiembre, 2021
Policiales

Mató a la madre de sus 3 hijos. Quemó el cuerpo. La víctima lo había denunciado 5 veces por violencia de género.

Estaban separados. Mintió a la policía hasta que confesó y los llevo hasta el lugar donde dejó el cadáver.

Un hombre de 33 años asesinó y prendió fuego el cuerpo de su pareja, madre de tres hijos, en un brutal femicidio que fue registrado en la ciudad de Andalgalá, provincia de Catamarca.

La víctima fue identificada como Eugenia Olivera, de 37 años, y sus restos fueron encontrados por la Policía quemados en un pozo, en la zona conocida como Amanao, ubicada en el kilómetro 33 de la Ruta Provincial 46, cerca del departamento de Belén.

El femicida, de nombre Eliseo Guerrero, había sido interrogado por los efectivos y había brindado diferentes versiones sobre la desaparición de Olivera. Primero, dijo que ella había ido a Tucumán a visitar a un familiar y los había abandonado. Luego, contó que estaba internada con coronavirus en un hospital de la ciudad de Buenos Aires. Más tarde, afirmó que él la había llevado a la localidad de Belén. Finalmente, confesó el crimen y señaló donde había dejado el cuerpo.

Olivera, que trabajaba como secretaria en una clínica privada y estudiaba enfermería, había radicado cinco denuncias por violencia contra su ex. Tras realizar la primera hace un año y medio, decidió separarse de él y le había contado a sus amigas que la golpeaba y acosaba.

«No puedo entender que él haya hecho esa atrocidad con ella, ya que tanto hablaba de la Biblia y que la mujer que no se la toca porque él había venido de una mujer. Él era muy frío con ella y con los niños también», reveló una amiga de Olivera, quien había iniciado la búsqueda de la mujer a través de las redes sociales.

La pareja tenía tres hijos de 8, 6 y 3 años y estaban juntos hace diez. Después de que se divorciaron, «él no le pasaba dinero para los chicos y comenzó a hostigarla», añadió.

La causa quedó en manos de la fiscal Soledad Rodríguez, quien ordenó la detención formal de Guerrero.

SEGUIR LEYENDO.