Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
domingo 7 de agosto, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Policiales

Mató a su ex cuñada a puñaladas. La confundió con su ex pareja. Hirió gravemente en el cuello a su ex suegra.

Hirió a otra excuñada y a su novio. Quiso escapar pero su excuñado lo persiguió y con ayuda de la policía lo atraparon.

Una joven de 20 años fue asesinada a puñaladas por la expareja de su hermana, que además atacó a otras 3 personas que estaban en la vivienda, entre ellas a su exsuegra, que está grave en la localidad mendocina de Rivadavia.

Los pesquisas procuraban determinar ahora si el agresor mató a su excuñada al confundirla con su expareja, a quien varias veces había amenazado de muerte.

Karen Mabel Ríos fue asesinada de varias puñaladas en momentos en que dormía en la cama de una de sus hermanas, llamada Melisa, quien había salido.

La joven murió en el acto a raíz del ataque que fue cometido por su excuñado, Hugo Sosa (41), quien en varias oportunidades había amenazado de muerte a su expareja y madre de su hijo de 8 años.

Tras el crimen, el agresor atacó a cuchilladas a la madre de su ex, Adriana Salguero (47), quien también se hallaba en la vivienda; a otra hermana de la víctima, de 16 años, y la pareja de la fallecida, un joven de 21 que fue herido cuando intentó detenerlo.

La más grave es la madre de las hermanas Ríos y exsuegra del acusado, quien debió ser intervenida quirúrgicamente a raíz de una puñalada que recibió en el cuello.

El fiscal describió el escenario del ataque como «dantesco», dijo que había «mucha sangre» y que por el momento sólo declararon sobre lo ocurrido «las personas que están fuera de peligro».

La menor de las víctimas, de 16 años, se encuentra estable, al igual que el novio de la joven asesinada, identificado como Rodrigo Altamirano (21), quien también fue atacado con un cuchillo, aunque levemente.

Según declaró Altamirano, pareja de la asesinada Karen, se estaba bañando en la casa cuando escuchó ruidos y gritos.

Se encontró con Sosa que estaba adentro de la vivienda y «le tiró un puntazo», relató el fiscal.

Cuando el atacante quiso escapar del domicilio, fue perseguido por Altamirano, quien con la ayuda de la policía logró alcanzarlo e inmovilizarlo en una plaza cercana al domicilio.