Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
martes 6 de diciembre, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Policiales

Mujer ahorcada. Sospechan que fue un suicidio pero la familia apunta al novio de la víctima.

La joven fallecida y su novio tenían «un único teléfono que compartían».

Una joven de 22 años y madre de una beba de casi un año fue encontrada ahorcada en su casa.

Si bien la principal hipótesis apunta a un suicidio, la familia cree que la víctima sufría violencia de género por parte de su novio y pidió que lo investiguen como sospechoso.

La autopsia determinó que «en principio las lesiones son compatibles con un suicidio, ya que el cuerpo de la mujer no poseía golpes ni marcas de arrastre, el surco de ahorcamiento es compatible con este tipo de episodios».

«El cuerpo no muestra ningún indicio a nivel autopsia de que sea un homicidio»

Sin embargo, la carátula de la causa seguirá siendo la de «Averiguación de causales de muerte» y que enviarán a realizar «pericias complementarias para ver si hay rastros ungueales (en busca de restos orgánicos debajo de las uñas para ver si hay ADN de otra persona), como también mas peritajes que puedan definir la manera en que se dio el ahorcamiento y si fue un suicidio o fue un homicidio».

Una de las hermanas de la víctima, de nombre Silvana, mostró las capturas de pantalla de los últimos mensajes que envío por WhatsApp a familiares la joven fallecida que decían: «Necesito que me ayudes», «No aguanto más» y «Por favor», además de pedir que se llevaran a su hija de menos de un año, ya que aparentemente estaba siendo víctima de violencia de género y temía que la niña sufriera consecuencias.

Silvana desconfía de que haya sido su hermana quien le envió otros mensajes, por las palabras que utilizaba.

La familia desconfía de que no fue ella la que envío esos mensajes ni que tampoco se quitó la vida.

La joven fallecida y su novio tenían «un único teléfono que compartían».

Pasó en Berazategui