Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
miércoles 18 de mayo, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Ver más...

Policiales

Mujer asesinada a puñaladas. En las manos de la víctima los médicos forenses encontraron restos de cabellos largos.

Lesiones cortantes en el cuello, maxilar, nuca y hombros.

Una mujer de 45 años fue asesinada a puñaladas en su negocio de venta de cotillón de Rosario.

Los investigadores ordenaron peritar su teléfono y el de su esposo, además de unos cabellos encontrados en la mano de la víctima.

Sandra Verónica López fue encontrada por su esposo herida de arma blanca en su comercio situado en Rivarola al 6.800, del barrio Godoy.

El hombre la trasladó de urgencia al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (HECA), donde finalmente López murió debido a las lesiones sufridas.

En un principio, la policía reportó que la mujer tenía múltiples heridas de arma blanca aunque como la puerta del comercio no estaba forzada, no faltaban elementos de valor y las cámaras de seguridad no mostraban el ingreso de terceros pensaron que podía tratarse de un accidente en el que López pudiera haber caído sobre un elemento punzante.

En la autopsia ordenada por el Ministerio Público de la Acusación (MPA), los médicos forenses que examinaron el cadáver detectaron heridas de defensa y restos de cabellos largos de otra persona en las manos de la víctima.

Establecieron que la mujer presentaba lesiones cortantes producidas por otra personas con un arma blanca en la zona del cuello, en el maxilar, la nuca y los hombros.

En la escena del hecho, los peritos encontraron mechones de cabellos largos, similares a los que había entre los dedos de la mujer.

El fiscal a cargo de la investigación, Adrián Spelt pidió requisar el vehículo del esposo de López y que se perite su teléfono celular junto con el de la mujer asesinada.