Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
lunes 16 de mayo, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Ver más...

Policiales

Mujer flotando en el jacuzzi del baño de un hotel. En la habitación encontraron restos de crack y otras drogas.

El hombre que estaba con ella se retiro del lugar sin que nadie lo advirtiera.

Una pareja se hospedó en un hotel de Rosario y días después fue encontrado el cuerpo de la mujer flotando en el jacuzzi.

Se investiga como muerte dudosa, pero la policía busca al hombre que se alojó con la víctima.

Los empleados del Hotel Plaza Real fueron quienes encontraron el cadáver tras violentar la puerta de entrada a la habitación 801.

La gerenta dio la orden, ya que la mujer no había bajado a hacer el check out previsto.

Cuando ingresaron a la habitación había un olor nauseabundo y descubrieron que el jacuzzi estaba encendido.

Cuando se acercaron vieron un cuerpo flotando boca abajo y llamaron a la policía.

En declaraciones a la prensa local, Adrián Spelta, fiscal de Homicidios Dolosos, dijo: “Creíamos que era un hombre. No tenía el rostro visible. Estaba boca abajo. Pero ya constatamos que era la mujer que reservó la habitación”.

Los investigadores encontraron en la habitación restos de crack y otros estupefacientes. Las salidas de humo estaban tapadas, por eso sospechan que consumieron esa droga o cocaína por inhalación.

La policía busca a un hombre de 45 años y con domicilio en la Ciudad de Buenos Aires. “No sabemos cuándo y cómo se retiró del lugar, pero no hay elementos suyos en la habitación. En cambio, sí los hay de la persona fallecida”, dijo Spelta.

La causa fue caratulada como muerte dudosa, porque en primera instancia el cuerpo no presentaba signos de violencia. Ahora hay que esperar los resultados de la autopsia.

La data de la muerte sería de unas 36 horas. “ No está claro si se trató de un homicidio o si murió por sobredosis en el agua. No encontramos signos de violencia. Pero no es simple afirmarlo ni negarlo porque tiene un proceso de putrefacción avanzado”, relató el fiscal.

La pareja reservó la habitación a través de un depósito bancario y después pagaron en efectivo.