Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
lunes 15 de agosto, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Policiales

Murió la joven brutalmente golpeada. Atacada durante un asalto.

El amigo que la encontró declaró que, «estaba tirada en el piso, como temblando, convulsionando».

Agustina Fernández, estudiante de Medicina de 19 años, que había sido atacada a golpes durante un asalto el sábado pasado Cipolletti murió en el hospital.

Agustina había viajado desde Santa Rosa hacia Cipolletti, donde residía en un complejo de departamentos de la calle Confluencia al 1300 y cursaba sus estudios de Medicina en la Universidad Nacional de Comahue (UNCo).

Hasta el momento se recibieron 21 testimoniales, aunque ninguna de personas que hayan presenciado el asalto; se recabaron unas 200 horas de imágenes de cámaras de seguridad; y se levantaron indicios como rastros papiloscópicos, de calzado, hemáticos y de ADN en la escena del crimen.

La principal hipótesis que se investiga es que Agustina fue agredida violentamente y como consecuencia de un robo,

El hecho ocurrió en la vivienda de la planta baja donde vive Pablo Parra, un amigo de Agustina con quien ella había acordado cenar juntos.

El joven contó que él salió de su casa alrededor de las 19.20, cuando Agustina ya se encontraba en su domicilio.

«Ella iba a hacer la ensalada, le dije que entrara que yo iba a comprar unas cosas y volvía enseguida», recordó el joven a la prensa local.

Según Parra, habrá tardado una hora como máximo hasta que regresó a su vivienda y advirtió que la luz de su departamento «estaba apagada», lo que le llamó la atención.

Al abrir la puerta encontró a Agustina «tirada en el piso», estaba «como temblando, convulsionando», y al dirigirse a la habitación encendió la luz y vio que estaba «toda revuelta».

El joven vio su tendero con ropa tirado en un patio interno y al trepar a un muro perimetral que da a una obra en construcción vio «una escalera parada», por la que se sospecha ingresó el o los delincuentes.

T