Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
jueves 28 de octubre, 2021
Policiales

Confirmado la nena de 5 años fue asesinada. Según el resultado de la autopsia sufrió abuso sexual.

Es posible que le pegaron un puntapié en la espalda.

LO ÚLTIMO

La niña de 5 años que murió en un hospital de Hurlingham presuntamente atragantada, sufrió un abuso sexual y la causa de la muerte pudo haber estado relacionada a un traumatismo en la espalda, según lo determinó la autopsia al cadáver de la víctima.

Los padres de la víctima se negaron a declarar por los delitos de de “homicidio agravado y abuso sexual” en perjuicio de Luciana Florencia Villa (5).

La autopsia confirmó que hubo la niña sufrió un abuso sexual de larga data.

El estudio determinó que la víctima tenía una «equimosis frontoparietal» que pudo haber sido provocada por una patada propinada en su espalda.

La fiscal de Morón a cargo de la causa, Marina Rueda, indagó a los acusados Marcos Leonardo Villa (33) y Marcela Segovia (45) como coautores del «homicidio agravado por el vínculo», que prevé la pena de prisión perpetua.

Además, la funcionaria judicial imputó al hombre como presunto autor del «abuso sexual» y a la mujer como «partícipe necesario» de ese delito.

Una nena de 5 años murió en un hospital de Hurlingham y sus padres quedaron detenidos como sospechosos de haberla asesinado a golpes.

En la Unidad de Pronta Atención (UPA) ubicada en la calle Veragua al 4500, fue llevada por su padre por un paro cardiorrespiratorio porque supuestamente se había «atorado» en su casa.

Llegó a ser reanimada por los médicos, pero falleció a raíz de múltiples hematomas en todo el cuerpo de larga data que le provocaron una hemorragia interna.

La fiscal de la causa, Marina Rueda, dispuso que sea realizada la autopsia para determinar fehacientemente las causas de la muerte.

Los investigadores sospechan que la niña pudo haber sufrido un abuso dado que encontraron signos de un posible ataque sexual, aunque eso también será corroborado en la autopsia.

La madre de la niña dijo que su hija estaba al cuidado de su padre antes de ser trasladada al centro de salud.

El hombre, de 33 años, y la mujer de 45 quedaron aprehendidos como sospechosos.