Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
lunes 27 de septiembre, 2021
Policiales

Nena de 11 años llamó desesperada al 911. «Mi papá quiere matar a mi mamá».

El matrimonio está separado pero convivían en la misma casa. Golpes y una cuchilla. La menor se interpuso entre los dos.

Una violenta pelea entre un hombre y su expareja terminó con golpes, cortes y amenazas por el forcejeo con una cuchilla. La hija de ambos, de 11 años, que quedó en medio de la situación, resultó con lesiones mientras intentó proteger a su madre y llamó al número de emergencia 911.

«Mi papá quiere matar a mi mamá», se oye la voz de la menor en el registro telefónico. Todo comenzó cuando la mujer de 34 años regresó a su casa, ubicada en el barrio Jorge Newbery de la ciudad de Mar del Plata, después de haber salido.

Entonces, el padre de su hija, de quien trascendió se encontraba separada aunque conviviendo bajo el mismo techo, la increpó para saber dónde y con quién había estado.

Después de gritos y golpes, la mujer tomó una cuchilla para alejar a su ex, pero éste intentó desarmarla. La menor se interpuso entre los dos y recibió un golpe y cuando la Policía llegó al domicilio corroboraron que ambos tenían varias heridas cortantes.

En el hecho interviene la Unidad Fiscal de Flagrancia, a cargo de María Isabel Sánchez, y el Juzgado de Familia de turno, por el delito de lesiones recíprocas. La nena, por su parte, quedó bajo la responsabilidad del área de Minoridad.

La mujer fue acompañada por los oficiales para radicar una denuncia en la Comisaría de la Mujer y la familia. Allí, se requirieron diferentes medidas cautelares de exclusión del hogar y restricción de acercamiento para ella y su hija.

Sin embargo, hasta que entren en vigencia las restricciones, la mujer permanecerá alojada en un hogar de tránsito para víctimas de violencia de género.

SEGUIR LEYENDO.