Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
viernes 20 de mayo, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Ver más...

Policiales

Novios narcos. Llegaron a la iglesia para casarse en un auto de alta gama que cuesta 184 mil dólares.

La novia que debía cumplir prisión domiciliaria porque es madre de 2 hijos pequeños no pidió permiso e incumplió con el mandato de la justicia.

Brisa Leguizamón y Esteban «Pinki» Rocha, los novios de la boda que derivó en el triple crimen de Rosario, llegaron a la parroquia donde se casaron a bordo de un Porsche Cayanne valuado en 184 mil dólares.

Llagaron a la Parroquia San Antonio. Esta iglesia se ubica a unas 15 cuadras de la casa de Rueda 274 bis, donde Brisa Leguizamón cumplía su prisión domiciliaria por ser madre de dos niños pequeños, en la causa en la que la pareja está procesada por «acopio y distribución de estupefacientes» para la banda que lideraba Olga «la Tata» Medina, en el barrio La Cerámica, en la zona norte de Rosario.

Brisa, que incumplió la prisión domiciliaria sin pedir permiso para casarse y ahora tiene pedido de captura de la Justicia Federal de Rosario junto a su flamante esposo, fue peinada en su vivienda.

Los novios y los invitados más cercanos participaron de una fiesta previa en un salón del Hotel Puerto Norte, en el barrio Refinería, de la costanera norte, donde todos llegaron en coches de alta gama.

Brisa y «Pinky» partieron luego hacia la Iglesia San Antonio

Una de las hipótesis apunta a que desde el salón de fiesta algún invitado avisó por teléfono a los sicarios el momento en el que las víctimas dejaban el casamiento y en qué auto se iban hacia su último viaje.