Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
lunes 21 de junio, 2021
Policiales

Policía asesinado. Participaba de un operativo para desactivar una fiesta clandestina.

Persiguiendo a un posible portador de un arma ingresaron a una vivienda. El dueño de la casa le disparo y lo mató.

Un oficial de la policía de la provincia de Buenos Aires fue asesinado tras intervenir en un operativo para desactivar una fiesta clandestina en Mar del Plata.

Diego Rosales (30), prestaba servicios en la comisaría 5ta. de dicha ciudad de la Costa Atlántica provincial.

Todo comenzó cuando Rosales y un compañero se dirigieron en un móvil a una casa ubicada en Jorge Newbery y Pesquero Narwal, tras una denuncia de vecinos por una presunta fiesta clandestina.

Antes del llegar al lugar, los efectivos advirtieron la presencia de cerca de 100 personas en la vía pública y observaron que un taxista era agredido por un grupo de jóvenes que pateaban y arrojaban piedras al vehículo.

Los policías persiguieron a algunos de los agresores, quienes cortaron camino por un terreno e ingresaron a otra propiedad, en calle Pesquero Quovadis al 3700.

Otro móvil se sumó en la persecución y los agentes observaron que uno de los jóvenes portaba un objeto similar a un arma de fuego en la cintura e intentaron detenerlo.

El sospechoso presuntamente armado hizo «caso omiso de la voz de alto», e ingresó al domicilio junto a otras 15 personas que escapaban.

Los policías ingresaron detrás de ellos a la propiedad, donde su dueño, conocido presuntamente por el resto del grupo, se encontraba descansando en el lugar junto a 6 amigos de su hijo.

Para los investigadoes, este hombre, identificado como Héctor Amilcar Morán (69), efectuó al menos un disparo en el interior de la vivienda, y el tiro impactó en una axila de Rosales, quien llevaba chaleco antibalas.

El proyectil atravesó el tórax, de acuerdo a las primeras pericias, y el oficial se desvaneció en el lugar.

Tras ser baleado, Rosales fue traslado de urgencia en uno de los patrulleros presentes al Hospital Privado de Comunidad, pero falleció en el camino.

Tras realizar el disparo, Morán dejó inmediatamente el arma utilizada sobre un estante, levantó las manos y admitió haber sido el autor del tiro.

Fue esposado y aprehendido en el lugar, y luego trasladado a la Unidad Penal 44 de Batán.

En la vivienda se secuestró la pistola marca Gesichert 9 milímetros con la que Morán disparó, y el hombre no tenía permiso y ni documentación del arma.

La investigación quedó a cargo del fiscal Alejandro Pellegrinelli, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 5 de Mar del Plata, quien inició una causa por «homicidio agravado por el uso de arma de fuego» en el caso del aprehendido, y otra por violación de domicilio a los jóvenes que ingresaron a la vivienda.