Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
sábado 16 de enero, 2021
Policiales

Policías truchos. Banda de 11 delincuentes simuló un allanamiento. Video.

Exigieron dinero mientras amenazaban con secuestrar a una nena de 8 años.

Una banda integrada por 11 delincuentes, varios de ellos vestidos con chalecos policiales, simularon hacer un allanamiento.

Así asaltaron una casa de Moreno donde se hallaban una mujer y sus 3 hijas de 8, 10 y 12 años.

Amenazaron con llevarse cautiva a la más chica si no entregaba dinero.

En el hecho, que quedó filmado por cámaras de seguridad de casas linderas.

También fueron amenazados una empleada doméstica, un remisero que acababa de trasladar hasta el domicilio a la dueña de casa y un técnico de electrodomésticos allegado a las víctimas, que justo estacionaba su vehículo en la puerta.

En los registros fílmicos de las cámaras se observa el momento en el que los asaltantes bajaron armados de dos vehículos, abordaron a la mujer, al remisero y al técnico de electrodomésticos y los obligaron a ingresar a la casa.

Todo comenzó cuando Mariana Ojeda (34), llegó a la puerta de su casa a bordo de un remís.

Cuando bajó del auto y pagaba el viaje al chofer, 11 delincuentes, varios de ellos con chalecos policiales y armados, descendieron de una camioneta Fiat Toro y un Renault Sandero, ambos color gris, y amenazaron a la mujer, que cayó al suelo, a un técnico que cerraba el baúl de su auto y se disponía a entrar a la casa a realizar una reparación y al remisero, todos los cuales fueron obligados a entrar bajo amenazas a la vivienda.

Uno de los asaltantes comenzó a gritar «todos quietos porque es un allanamiento policial».

Una vez adentro, la banda encerró al técnico en una habitación del primer piso, al remisero en otra y comenzó a amenazar a la dueña de casa para que entregara dinero.

Uno de los asaltantes la amedrentaba y advertía que si no juntaba una cifra importante se llevaría cautiva a la menor de las hijas, de 8 años.