Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
martes 31 de enero, 2023
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Policiales

Prófuga por narcotráfico. Detienen en Paraguay a pareja de la «boda narco».

Después de la fiesta hubo un triple crimen.

La pareja que en enero de 2022 se casó en la denominada «boda narco» celebrada en Ibarlucea, cercana a Rosario, tras la cual asesinaron a un matrimonio y su beba, fue detenida en la ciudad de Asunción del Paraguay.

Tenían pedido de captura en otra causa por narcotráfico previa a esa celebración.

Se trata de Esteban Enrique «Pinky» Rocha (30) y Brisa Milagros Leguizamón Ferreyra (24), quienes fueron detenidos cuando tomaban cerveza en un bar cercano al complejo Miami Tower donde se alojaban.

Agentes de la delegación local de Interpol fueron quienes capturaron a los prófugos, tras un intercambio de información con la Unidad Especial del Crimen Organizado de la Policía de Santa Fe.

Leguizamón y Rocha se encontraban junto a un pariente que habría viajado de visita y que se cree llevó a los hijos de la pareja para que pudieran verlos.

El jefe de Interpol Paraguay, comisario Carlos Duré dijo en una conferencia de prensa que «ellos están involucrados en el tema de tráfico de drogas y también públicamente hay cuestiones que hacen relaciones con el sicariato y homicidios».

Ambos sospechosos estaban prófugos desde las horas posteriores a su casamento, cuando se los convocó para declararan como testigos del triple crimen de Iván Maximiliano Giménez (35); su esposa, Érica Romero (35), y le pequeña hija de ambos, Elena Giménez (1).

Estas víctimas fueron atacadas a tiros el 29 de enero de 2022 al retirarse de la fiesta por parte de sicarios que, se sospecha, están ligados a Esteban Lindor Alvarado, el capo narco que al mismo tiempo mantiene una permanente disputa territorial con «Los Monos», el clan liderado por los Cantero.

La principal hipótesis apunta a que Giménez perdió un cargamento de droga que pertenecía a Alvarado y éste, en represalia, ordenó asesinarlo junto a su familia.

Pero el pedido de captura de la pareja fue requerido por la Justicia Federal de Rosario en el marco de otra causa por narcotráfico iniciada antes de la boda, en la que los dos estaban procesados y camino a juicio oral.