Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
viernes 1 de julio, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Policiales

Protesta violenta: «Abusaron de mi hija en el jardín».

El hecho ocurrió en el Jardin de Infantes Nº 924 de Derqui en Pilar. Verónica Aguirre denunció a una profesora de Educación Física suplente de abusar sexualmente de su hija de 4 años. En un video que subió a la red social Facebook contó su historia.
«Mi nombre es Verónica Aguilar y quiero que todo el mundo se entere de que a mi hija la violaron en el jardín N° 924 de Presidente Derqui.Las autoridades no me creen y se ríen. Hice la denuncia y tengo la prueba de la psicóloga que me dijo que mi nena fue abusada. Ninguna maestra ayudó a mi hija. ¿Qué pruebas quieren? ¿Quieren que lleve a mi hija y se baje la bombacha? Ya sufrió bastante y no quiere volver al jardín»
Según contó la mujer, la nena había empezado a tener reacciones violentas, caprichos, se orinaba encima y no quería ir al jardín los martes y jueves, cuando tenía educación física con una docente suplente. «La seño es mala», explicaba cuando la mamá le preguntaba la razón. Ante la confesión, continuó indagando hasta que dijo: «Me tocó la cola y ahí abajo y me dijo que no le cuente a mamá». Además, la mujer sostiene que la docente «está protegida» porque es familiar de un funcionario provincial.
Los médicos particulares que brindaron asistencia psicológica a la menor informaron a Verónica que «tiene un comportamiento compatible con un abuso sexual».
Después de reunirse con las autoridades del jardín, Aguilar hizo la denuncia en la Comisaría de la Mujer de Pilar, desde donde ordenaron apartar del cargo a la acusada. Sin embargo, la familia de la presunta víctima sostiene que desde el jardín «quieren ocultar todo». Tras difundir el caso, un grupo de padres y madres que también llevan a sus hijos a la institución, atacó el lugar con piedras y quiso incendiarlo. Finalmente, la Policía frenó la situación.