Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
miércoles 7 de diciembre, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Policiales

Quemacoches. Internado en el hospital Borda. «Alteración morbosa de sus facultades mentales».

«Presenta riesgo cierto e inminente para si y para terceros».

El sospechoso de 24 años, que había sido detenido por incendiar 5 autos y 7 contenedores de residuos en distintas calles del barrio porteño de Palermo, fue declarado inimputable e internado en el Hospital Interdisciplinario Psicoasistencial José Tiburcio Borda.

La decisión de solicitar la inimputabilidad del acusado y la de internarlo en el hospital neuropsiquiátrico Borda fue tomada por la auxiliar fiscal Natalia Pla, luego de las pericias psiquiátricas realizadas al imputado por parte de profesionales del Cuerpo de Investigaciones Judiciales (CIJ) del Ministerio Público Fiscal y de un informe interdisciplinario efectuado por una junta médica del Hospital Fernández.

El sospechoso presentaba “signos y síntomas que configuran una entidad nosológico psiquiátrica, compatible con alienación mental, por alteración morbosa de sus facultades mentales”.

:“Se evidencian manifiestos indicadores psicopatológicos de riesgo inminente para sí y terceros. Al momento de la presente evaluación, no posee capacidad psíquica para afrontar un proceso penal en su contra”, sigue.

El informe confeccionado por los profesionales del hospital Fernández arrojó que el sospechoso presentaba riesgo cierto e inminente para sí y para terceros, por lo que se indicaba su internación involuntaria.

Ambos informes determinaron que el hombre no podía comprender la criminalidad de sus actos cuando el lunes pasado, en horas de la noche, generó varios focos de incendio al prender fuego autos y contenedores de basura en Palermo.

La fiscal pidió su internación en el hospital neuropsiquiátrico Borda, con una custodia policial fija establecida y un severo control judicial del tratamiento.